Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:LO MÁS ÚTIL

Gangas que no lo son tanto

En su afán por atraer a los viajeros, las aerolíneas anuncian a bombo y platillo espectaculares ofertas que, una vez sumadas las tasas de aeropuerto y otros recargos, pierden parte de su atractivo (aunque suele tratarse, pese a todo, de tarifas muy ventajosas y recomendables). Las asociaciones de consumidores advierten de que la forma de presentar algunas promociones roza el límite de la publicidad engañosa, por lo que no está de más recordar lo que se esconde más allá de ese enigmático "tasas y cargos no incluidos".

De tasas y otros cargos

MÁS INFORMACIÓN

En enero del año 2004, siguiendo el ejemplo de otras compañías europeas para competir con las aerolíneas de bajo coste, Iberia, Air Europa y Spanair implantaron un nuevo sistema de tarifas que incluye el cobro de un cargo -variable en función de la ruta y el método de compra- por emisión del billete, además de las tradicionales tasas aeroportuarias, a las que, desde octubre de 2004, las compañías añaden, sin detallar, un gravamen para hacer frente a la situación creada por la escalada del precio del petróleo (un 56% en el último año).

Iberia, por ejemplo, incluye una sobretasa de 20 euros por trayecto en sus rutas internacionales en Europa, y de 56 euros, también por trayecto, en sus vuelos de largo radio.

Con el nuevo sistema de tarifas, el precio base del billete -el que sirve de cebo en las ofertas- puede permanecer estable o incluso bajar, mientras sube el difuso concepto de las "tasas y cargos no incluidos".

Amsterdam desde 10 euros

Iberia (www.iberia.com) ofrece hasta el 31 de marzo vuelos de ida y vuelta a Bruselas, Amsterdam, Lisboa, Milán, París y Roma por la casi simbólica tarifa de 10 euros. Un precio al que hay que añadir los cargos de emisión del billete -12 euros si se opta por el cibertique, 15 si se recoge el billete físico en las oficinas de Iberia y 23 euros si éste se recibe por mensajería- y las tasas y cargo de carburante. En concreto, para el vuelo de ida y vuelta entre Madrid y Amsterdam, este impuesto supone un total de 72,47 euros, que sumados a los 12 euros de cargo mínimo de emisión y los 10 euros de la tarifa base eleva el precio final del billete a 94,47 euros ida y vuelta (precio final que sigue siendo muy apetecible, pero lejos de esos 10 euros anunciados).

En los vuelos de larga distancia, la diferencia es aún mayor. Un vuelo de ida y vuelta a Nueva York que Iberia anuncia por 259 euros le cuesta al pasajero 437 euros, una vez añadidas las tasas y cargos de emisión (163,03 y 15 euros, respectivamente).

París desde 55 euros

Air France (www.airfrance.es) anuncia en su web vuelos de ida y vuelta entre Madrid y París por 55 euros, una tarifa que se conseguía del 16 al 21 de marzo. Las tasas de aeropuerto se elevan a 64,32 euros, y los cargos de emisión, cinco euros si se reserva por Internet, con lo que el precio definitivo es de 124,32 euros, más del doble del precio sin tasas que se anunciaba.

Londres desde 1,98 euros

La compañía irlandesa de bajo coste Ryanair ha hecho de los golpes de efecto el leit motiv de su campaña publicitaria. Ahora ofrece vuelos entre Girona y París o Londres desde 0,99 euros por trayecto. Un billete para salir el 14 de marzo y regresar seis días más tarde se puede conseguir por el precio mínimo: 1,98 euros. Los impuestos y cargos de esta ruta son de 14,20 euros para la ida y de 22,69 euros la vuelta; además, Ryanair grava otros 2,52 euros por trayecto en concepto de gastos de tramitación del pago con tarjeta de crédito, con lo que el precio real que ha de pagar el pasajero es de 43,87 euros (en cualquier caso, una ganga).

Germanwings (www.germanwings.com) incluye las tasas y cargos en el precio de sus billetes, que salen a la venta desde 19 euros por trayecto, aunque sólo para un número de plazas y fechas muy limitado. Easyjet (www.easyjet.com), por su parte, agrupa en un solo concepto tasas y cargos de emisión. Para un vuelo de ida y vuelta entre Madrid y el aeropuerto londinense de Luton, en marzo, por ejemplo, suponen 15,49 euros, con lo que el coste total del billete de ida y vuelta se queda en un mínimo de 45,30.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de febrero de 2006