Cartas al director
i

¿Quién persigue al señor Trillo?

En El PAÍS del 6-6-05 se podía leer: "El ex ministro de Defensa Federico Trillo-Figueroa asegura sentirse 'perseguido por su sucesor' en el cargo, José Bono, en relación con el caso Yak-42".

Pero si retrocedemos en el tiempo y hacemos memoria podemos encontrar las siguientes declaraciones del señor Trillo: "Según todos los datos técnicos, el Yak-42D era un buen avión" (Diario de Sesiones del Congreso de los Diputados, Comisión de Defensa 04.06.2003, boletín número 770, página 24.476).

"Respecto a los tiempos de descanso [de la tripulación] ha quedado acreditado que en ningún caso se rebasaron ni siquiera los exigidos por la legislación española...". "El avión había pasado las inspecciones obligatorias... el pasado 10 de abril de 2003 se había sometido al mantenimiento obligatorio de las cada 600 horas de vuelo y contaba con todos los certificados acreditativos" (Diario de Sesiones del Congreso de los Diputados, 17.07.2003 página 25.257).

La sentencia del Juzgado de Primera Instancia número 2 de Zaragoza recientemente conocida dice: "El CVR estuvo inoperativo durante los 45 días anteriores al accidente". ¡Casualidad, se estropeó el mismo día de la revisión...!

Y concluye la sentencia: "El accidente (...) fue consecuencia directa de la deficiente organización empresarial... la tripulación estaba por debajo de los estándares de seguridad aérea, la tripulación no estaba cualificada para este tipo de vuelo... La tripulación llevaba más de 23 horas de servicio... por lo que el factor cansancio hizo mella en la tripulación y se reflejó en el comportamiento posterior de todos ellos; (...) el vuelo era ilegal ya que la normativa aérea prohíbe despegar con el certifi-cado médico del ingeniero de vuelo caducado y sin que el CVR funcionara desde hace 45 días'. Señor Trillo, ¿quién le persigue a usted: su sucesor, los familiares de las víctimas o, por el contrario, le persigue la verdad y la justicia? ¡Se da usted cuenta de que ahora, a pesar de sus falsedades de entreguerras, empiezan a encontrarle...!-

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 17 de febrero de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50