Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CASA vende a Portugal 12 aviones por 274 millones de euros

Los nuevos aparatos sustituyen a los Aviocar, vendidos por la firma española en los años 70

Los presidentes de EADS-CASA, Francisco Fernández Sáinz, y de la Empresa Portuguesa de Defensa, José Mourato, firmaron ayer en la Base Aérea de Sintra, cerca de Lisboa, el contrato de venta a Portugal de 12 aviones C-295, siete de ellos habilitados para Transporte Militar y cinco para Patrulla Marítima. El valor del contrato, que fue adjudicado tras un concurso lanzado en septiembre de 2004, asciende a 274 millones de euros, informó CASA en una nota oficial.

A esa cifra habría que sumar las que suponen otros dos contratos complementarios firmados ayer, uno de mantenimiento integral (por un mínimo de cinco años), que según fuentes españolas tiene un valor aproximado de 20 millones de euros; y otro de cooperación industrial, asignado con la Comisión Permanente de Contrapartidas, por el que CASA se compromete a apoyar el desarrollo industrial aeronáutico de Portugal.

La cuantía líquida de este último contrato, afirman fuentes militares, es siempre muy difícil de determinar. Diversos medios portugueses informaron de que la reserva presupuestaria prevista por el Ministerio de Defensa portugués en la Ley de Programación Militar para esta partida era bastante mayor de lo explicitado ayer, pues asciende a 356,8 millones de euros.

Los 12 aviones españoles sustituirán a la flota de 24 aviones Aviocar C-212, que fueron vendidos a Portugal, también por CASA, en los años 70. La empresa española tiene previsto entregar el primer aparato en 18 meses y, a partir de esa fecha, un avión más cada mes y medio aproximadamente.

El presidente de EADS-CASA declaró tras la firma que la empresa está "muy orgullosa" de que Portugal, que según recordó fue pionera en adquirir los viejos Aviocar, haya renovado su confianza en los aviones españoles, "que como aquellos serán seguro un éxito de ventas".

El acuerdo se cerró en presencia del ministro de Defensa luso, Luis Amado, y del embajador de España en Portugal, Enrique Panés. El ex ministro de Defensa Paulo Portas (al frente del ministerio cuando se empezó a negociar el contrato) mostró ayer su satisfacción porque el Gobierno de Sócrates haya respetado el acuerdo alcanzado con CASA para sustituir los Aviocar. La adjudicación, dijo Portas, "correspondió a la mejor opción técnica y al mejor precio". "Ha sido una negociación estupenda".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de febrero de 2006