Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Yagüe asegura que los policías imputados de homicidio imprudente actuaron "perfectamente"

La alcaldesa dice que pondrá "las querellas que haga falta" para defender a los agentes

Diez días después de los hechos, la alcaldesa de Marbella, Marisol Yagüe, compareció ayer públicamente por primera vez para defender a ultranza a los cuatro agentes que detuvieron al ciudadano belga Lieven De Wilde, que falleció durante el arresto en plena calle, y que están imputados de presunto homicidio imprudente . "En absoluto pediremos disculpas a la madre del fallecido, porque ese señor tendría algún problema y la policía actuó como debía, perfectamente. El resto son calumnias y mentiras de un circo orquestado", explicó.

La alcaldesa justificó su ausencia durante la enésima crisis municipal al estar de vacaciones en República Dominicana, y aclaró que no estimó necesario interrumpir su descanso una vez que fue informada de la muerte del ciudadano belga. "Poco podía yo haber hecho si hubiera estado en la ciudad. Mi presencia no aportaba nada. ¿Hubiera sido preferible dar mi versión e intentar ponerme medallas?", se preguntó.

Yagüe informó de que la delegación de Servicios Sociales intentó sin éxito contactar con la madre del fallecido para ofrecerle los servicios de un psicólogo. "Si contacto con la madre será para darle el pésame, en absoluto para pedirle disculpas", aclaró con rotundidad.

La alcaldesa, que es también delegada de Seguridad, defendió a los cuatro agentes tras mantener una reunión con los altos mandos policiales en la que estuvo ausente el superintendente de la Policía Local, Rafael Del Pozo, fuera de la ciudad ayer. "Estoy segura de la inocencia de los policías", aseguró, para a continuación pedir prudencia sobre el proceso judicial, que instruye el juez Francisco Urquía, que ha decretado el secreto de sumario, y que ha imputado a los cuatro agentes un presunto delito de homicidio imprudente.

La alcaldesa desplegó ante la prensa su habitual desparpajo, no exento de dureza y contundencia hacia los partidos de la oposición, que han condenado su prolongada ausencia. "Todo es mentira. La oposición ha montado un circo para difamar en mi contra y ha perjudicado la imagen de Marbella. Gracias a estas personas estamos en programas televisivos en los que no debemos estar", criticó, y añadió: "Han condenado de manera canallesca a los agentes".

La versión de la alcaldesa del trágico incidente difiere radicalmente de la expresada por algunos testigos que presenciaron la muerte de De Wilde en pleno centro de Marbella el pasado lunes día 6. Ante la falta de datos oficiales debido al secreto de sumario, la alcaldesa intentó minimizar el incidente. "Es un hecho que ha pasado y hay que esperar, no pedir una comisión de investigación como ha hecho la oposición. Sabemos los primeros datos del forense y poco más", censuró.

Yagüe reiteró que está convencida de que la actuación de los agentes fue en todo momento correcta y que está lejos de las acusaciones de brutalidad policial. "Querellas van y vienen. Cuando se levante el secreto de sumario, se demostrará la inocencia de estas personas, condenadas antes de ser juzgadas. Han destrozado a 400 agentes de la Policía Local sin ningún miramiento. Todo ha sido un circo de mentiras", insistió.

La alcaldesa aseguró que el Ayuntamiento iniciará acciones legales para defender la actuación de los agentes. "Iremos contra el que tengamos que ir y pediremos daños y perjuicios. Pondremos las querellas que tengamos que poner, porque los agentes actuaron a la perfección y el Ayuntamiento siempre trabaja para que Marbella continúe siendo la ciudad más segura de España", aseguró.

La alcaldesa cerró filas en torno a los agentes, criticó con dureza a la oposición y censuró "su juicio paralelo". "Estos politiquillos de tres al cuarto del Partido Popular y el Partido Andalucista se han precipitado al criticar a la Policía Local. Sólo quieren hundir la ciudad, y en lugar de decir tonterías deberían haber llamado a los agentes".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de febrero de 2006