Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos hombres mueren en Toledo al estrellarse un ultraligero

Dos hombres de unos 30 años murieron ayer en Camarenilla (Toledo) al estrellarse el ultraligero con el que sobrevolaban la zona. En el siniestro murieron el piloto de la aeronave, de nombre Agustín y con licencia de vuelo de al menos un año, y su acompañante, Antonio, según el jefe de campo del aeródromo que no recordaba los apellidos de las víctimas.

La aeronave era un ultraligero de la marca estadounidense Airalle Rans y entró de repente en caída vertical chocando contra el suelo en las proximidades del aeródromo, a unos 10 kilómetros de Toledo. Los dos ocupantes, agregó este portavoz, fallecieron por el impacto tras el cual no se produjo explosión o incendio. El accidente, según el jefe del aeródromo, pudo ocurrir, "por algún fallo estructural" y no a las circunstancias meteorológicas, ya que "el tiempo era perfecto, todavía era de día, había una completa visibilidad y un viento del suroeste muy flojo", añadió.

Tras el siniestro se personó en el lugar la juez de guardia que ordenó el levantamiento de los cadáveres. El piloto fallecido, natural de Madrid y copropietario del ultraligero con otras cuatro personas, había recibido formación para volar en ese aeródromo. Su responsable aseguró que el aparato tenía todas las licencias en regla.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de febrero de 2006