Crónica:
Crónica
Texto informativo con interpretación

El doblete del Atlético anima la Liga

El equipo rojiblanco gana de nuevo al Barça, que el domingo acude a Mestalla con nueve puntos de ventaja sobre el Valencia - Torres, con dos goles, volvió a martirizar a los azulgrana - El Madrid se queda a 10 puntos del líder

Una vuelta después cayó el Barça (1-3). Con todo merecimiento y con toda lógica: desde ayer, el Atlético es el equipo que más veces ha ganado a los azulgrana en el Camp Nou a lo largo de la historia (16 en todas las competiciones por 15 el Madrid). El martirio rojiblanco tiene un nombre propio: Fernando Torres. A este paso, el joven delantero, que jamás ha metido un gol oficial al Madrid, va camino de convertirse en la mayor pesadilla de la historia culé. Con sus dos tantos de ayer, el capitán rojiblanco, que lleva sólo cuatro temporadas en Primera, ya ha dado siete veces en la diana del Barça. Ayer abrió y cerró el resultado. Entre medias, el Atlético siempre tuvo mejor planta. La apuesta ofensiva de Pepe Murcia desconcertó al equipo de Frank Rijkaard, que perdió de vista la pelota y apenas hizo cosquillas a Leo Franco. Ausentes Xavi, Ronaldinho y Eto'o -y con Messi lesionado al descanso-, el Barça resultó un equipo demasiado escuálido en todas las zonas del campo. Estuvo muy tibio en el ataque, agrietado en el medio y muy lento en la defensa, incapaz de controlar los innumerables sprints de su rival, que una vuelta después también vio resurgir a Petrov, clave en el tanto de Maxi, el segundo del cuadro madrileño.

La incontestable victoria del Atlético, por supuesto el único equipo que había ganado al grupo de Rijkaard hasta anoche, reanima la Liga. Y de qué forma si el próximo domingo el Valencia, ahora a nueve puntos, despacha a los barcelonistas en Mestalla.

Y a rebufo llega el Madrid (a diez puntos) más alegre del curso, el más equilibrado y el más solidario. Juan Ramón López Caro ha multiplicado la producción de los centrocampistas, ha recuperado las bandas con el impulso de Cicinho y Robinho y se mantiene firme en la retaguardia. Sólo el medio defensivo sigue suponiéndole un incordio.

Con los tres grandes más apelotonados, febrero se presenta como un mes decisivo. El Madrid tiene paradas de altos vuelos en la Copa y la Liga de Campeones y al Barça le espera el poderosísimo Chelsea. El Valencia no tiene distracciones, salvo que alguien de dentro prenda una mascletá, algo nada disparatado a tenor de los convulsos últimos tiempos que han azotado a la entidad.

Fernando Torres, con Valdés lamentándose, celebra el primero de sus dos goles en el Camp Nou.
Fernando Torres, con Valdés lamentándose, celebra el primero de sus dos goles en el Camp Nou.EFE

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

José Sámano

Licenciado en Periodismo, se incorporó a EL PAÍS en 1990, diario en el que ha trabajado durante 25 años en la sección de Deportes, de la que fue Redactor Jefe entre 2006-2014 y 2018-2022. Ha cubierto seis Eurocopas, cuatro Mundiales y dos Juegos Olímpicos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS