Los beneficios de Unicaja aumentan un 30% y superan los 251 millones

Medel cree que la subida de tipos será "poco significativa"

Unicaja se consolidó en 2005 como la primera entidad financiera de Andalucía al cerrar el ejercicio con unos beneficios netos de 251,6 millones de euros, un 30,2% más que el año anterior. El presidente de la entidad, Braulio Medel, resaltó que se trata del decimosegundo año consecutivo con un crecimiento de dos dígitos y auguró que también ocurrirá en 2006, un año económico que dijo será "bueno sin paliativos".

Los excelentes resultados de Unicaja se explican por el comportamiento positivo de todos los márgenes de negocio. De forma especial aumentaron los rendimientos de las participaciones empresariales, un 48,4%, fruto de la estrategia de concentración en determinados sectores emprendida en los últimos años.

A lo largo de 2005, Unicaja reforzó su presencia en los sectores energéticos y de autopistas, al aumentar su participación en Iberdrola y Autopista del Sol, y compró junto a Caja Granada la mayoría del capital de Aquagest Sur. También aumentó su presencia en el sector turístico, con la entrada en Globalia, empresa a la que ha cedido los derechos que tenía sobre los terrenos de la herencia Nadal en Estepona.

Unicaja dispone de una cartera de valores de 3.019 millones de euros, un 22% más que en 2004, de los que 2.000 millones corresponden a participaciones empresariales.

En cuando al negocio con clientes, el volumen de créditos concedidos a particulares aumentó el año pasado un 21%, para un total de 17.221 millones de euros.

Uno de los datos más destacados por la dirección de Unicaja es el aumento del margen de explotación, un 19% respecto al año 2004. Las provisiones brutas ascendieron a 180,3 millones de euros, cifra que según la entidad corrobora la "habitual política de prudencia y reforzamiento de la solvencia", y que reconoce que se compensaron en buena parte con la obtención de beneficios extraordinarios por la venta de valores e inmuebles. La tasa de cobertura de la morosidad se situó en el 412%, "muy por encima de la media del sistema financiero español".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

A lo largo del año pasado, Unicaja abrió 41 nuevas oficinas, con lo que dispone ya de una red de 854 en total. La plantilla asciende a 5.195 empleados tras la incorporación en 2005 de 132 trabajadores. Los gastos de explotación de la entidad aumentaron un 6%, aunque el incremento global de los costes no impidió una mejora de la ratio de eficiencia de 2,1 puntos, que se sitúa ya en el 47,2%.

Medel auguró que 2006 será un "buen año económico sin paliativos" porque habrá una revitalización en el conjunto de Europa, especialmente en Alemania y Francia, y aseguró que aunque se produzca la esperada subida de tipos de interés su incidencia no será significativa en la capacidad de endeudamiento de los españoles.

Vaticinó que el sector de la construcción no mantendrá crecimientos tan fuertes como en años anteriores, pero que se verán compensados con un descenso de la demanda y con el crecimiento de otros sectores económicos.

Sobre el proyecto del Banco Europeo de Finanzas (BEF) constituido por las cajas de ahorro andaluzas, Medel matizó que "no tiene la potencia de una fusión" aunque no obstante será un instrumento "muy útil a largo plazo" porque "encierra capacidades potenciales interesantes" para el desarrollo de determinadas actividades.

Entre sus ámbitos de actuación citó la financiación de grandes proyectos de inversión, y la prestación de servicios institucionales para grandes clientes. Medel destacó que a través del BEF las cajas andaluzas podrán prestar servicios que otras no pueden porque, entre otros aspectos, sumarán una red de 2.000 oficinas, cuatro veces más que la siguiente entidad. El BEF además permitirá una estrategia común de las cajas en su política de participaciones industriales.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS