Reportaje:

Multas en tiempo real

La Policía de Alicante sale hoy a las calles con un ordenador que ataca al instante el bolsillo del infractor

Porra, pistola y asistente digital. Los agentes de la Policía Local de Alicante saldrán hoy a la calle equipados con una terminal PDA (Asistente Digital Personal), un aparato que ataca en tiempo real al bolsillo del infractor. Se acabó el temido boletín de denuncias.

Salvo improbable atasco en el satélite, cuando el agente pulse el botón enter de su PDA, el mecanismo sancionador se activará sin retorno. Se acabaron los pretextos del tipo "han sido cinco minutos; quíteme la multa por favor". Botón enter y no hay multa atrás.

La sanción se activa en tiempo real, sorteando la burocracia de los negociados municipales, hasta el punto de que la notificación de la multa puede estar preparada para enviarse al domicilio del infractor incluso antes de que éste llegue a su casa. Los responsables municipales que ayer presentaron su alarde tecnológico también aprecian en éste ventajas para el infractor. "Desde su casa, por Internet, o desde los cajeros automáticos, los infractores podrán pagar las multas en tiempo real".

Esto de pagar en tiempo real puede ser una ventaja o no para el infractor, según se mire. Probablemente sólo lo sea para el organismo recaudador, que gana tiempo, ahorra trámites y obtiene antes la liquidez.

Hasta ahora, desde que un agente escribe con bolígrafo una sanción y la sujeta con el limpiaparabrisas en la luna del vehículo denunciado hasta que la multa se notifica en casa del infractor, transcurren tres o cuatro meses.

El PDA, al margen de instrumento sancionador, permite a los agentes fotografiar las incidencias, visualizar el estado del tráfico en toda la ciudad y conectar con bases de datos policiales con información sobre vehículos robados.

El concejal de la Policía Local, Luis Concepción, aseguró ayer que con el PDA la Corporación pretende modernizar la Policía Local y "hacer más eficaces" sus actuaciones en la vía pública. Concepción comentó que los agentes tienen instrucciones precisas de realizar un buen uso de las nuevas terminales, para evitar que al principio, por la novedad, se usen más de lo necesario.

Hoy, para empezar, saldrán diez agentes con su PDA.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 01 de febrero de 2006.

Lo más visto en...

Top 50