MULTIMEDIA

El éxito de la radio por satélite en EE UU es difícil que salte a Europa

La variedad de idiomas obstaculiza en Europa el desarrollo de este medio de comunicación - En América hay más de nueve millones de abonados

Las predicciones para la radio digital por satélite en Estados Unidos no pueden ser más halagüeñas. En España, por el contrario, ni siquiera está previsto el comienzo de las emisiones. Dificultades relacionadas con la tecnología y la diversidad de idiomas son algunos de los factores que, a juicio de los analistas, hacen que sea poco probable que triunfe en Europa, algo que sí sucede en EE UU.

La revista Business Week vaticinaba que en Estados Unidos la radio por satélite podría multiplicar su audiencia casi por nueve, de modo que esta pasaría de cuatro millones en marzo en 2005 a 35 millones de abonados en 2010. Pero la previsión se quedará seguramente corta porque EE UU cerró el año con más de nueve millones de oyentes.

Más información
XM:
SIRIUS:
STERN:

Para explicar el escaso interés que despierta en Europa es necesario referirse al éxito de la radio digital terrestre o Radio Data System (RDS). Este sistema, desarrollado en Europa en los años ochenta, no acabó de convencer a las grandes cadenas de radio norteamericanas.

Ahora la tradición europea de RDS es una de las razones por las que no se apuesta por la radio por satélite. Además, la audiencia norteamericana escucha la radio en el coche durante más tiempo que en Europa.

Por otra parte, la diferencia de latitudes hace que los sistemas de satélites resulten más costosos en Europa que en EE UU.

En Estados Unidos, la radio por satélite es para abonados. Las dos plataformas que emiten por este sistema reúnen más de nueve millones de oyentes. XM, que comenzó a emitir en junio de 2001, acabó el pasado año con seis millones de clientes. Sirius ha alcanzado los tres millones desde su lanzamiento, en julio de 2002.

Las principales ventajas de este sistema de transmisión radiofónica son que no tiene publicidad y la autonomía que goza el usuario al poder escuchar la radio en cualquier sitio.

En el lado opuesto de la balanza se encuentra la necesidad de adquirir un receptor específico, que cuesta alrededor de 150 dólares -50 si es para coche-, y el pago mensual de una cuota.

La emisora XM ofrece 160 canales de música, deportes, información, tiempo, tráfico y entretenimiento. Su competidor Sirius dispone de 125. Ambos cobran lo mismo a sus abonados, 12,95 dólares al mes, alrededor de 10,5 euros. XM también se puede escuchar a través de Internet. Abonarse a la radio por Red es algo más barato: 7,99 dólares mensuales. Para sintonizarla, basta con emplear la aplicación de Microsoft Media Player 10 o Windows XP Media Center Edition 2005. Pero esto, la radio por Internet, ya existe en España, y abundante.

En CES, el salón de la electrónica de consumo de Las Vegas, donde las principales compañías de tecnología dan a conocer sus principales novedades a principio de cada año, los aparatos de radio digital por satélite fueron una de las estrellas. Las perspectivas no son para menos.

Según las previsiones de la Asociación de Industriales de Electrónica, la radio por satélite facturará durante el presente ejercicio 403 millones de dólares, cerca de 328 millones de euros. Esta cifra supone un aumento del 26% en un año.

Para lograr un mayor trozo del pastel, las dos compañías norteamericanas realizan fichajes millonarios y lanzan nuevos canales para lograr captar más abonados. Desde abril de 2005, XM dispone de un canal de deportes en español, con el patrocinio de un fabricante de automóviles, que emite durante las 24 horas.

Además, ha firmado contratos para ofrecer a sus oyentes en exclusiva la liga de béisbol y el Mundial de fútbol de Alemania de 2006.

XM: www.xmradio.com SIRIUS: www.sirius.comSTERN: www.howardstern.com

Howard Stern, la estrella de la radio por satélite

En la guerra por la audiencia de las radios por satélite norteamericanas, el fichaje de Howard Stern ha sido definitivo. Sirius, que lo contrató en enero por 500 millones de dólares, ha logrado multiplicar su audiencia. Stern lleva más de 25 años en radio y televisión. El lenguaje de Stern atrae audiencia y también multas millonarias por soez y procaz, excepto si se habla por satélite, un campo en el que la Comisión Federal de Comunicaciones no tiene competencias para censurar.

A los tres días de comenzar en Sirius Satellite Radio, la compañía le autorizó a vender las acciones, que recibió como parte de su contrato por cinco años, por valor de 200 millones de dólares. Según Sirius, Stern había alcanzado en 72 horas parte de los objetivos del contrato.

STERN: www.howardstern.com

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS