Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aumenta la popularidad de la socialista Royal ante las presidenciales francesas

A poco más de un año de las elecciones presidenciales, la popularidad en Francia de la socialista Ségolène Royal, de 52 años, no cesa de aumentar, mientras que los demás pretendientes del Partido Socialista se hallan enfrascados en la tarea de neutralizarse mutuamente. Según la última encuesta del Journal du Dimanche, puestos a escoger entre Royal y el antiguo primer ministro y derrotado candidato de 2002 Lionel Jospin, el 57% de los franceses optan por ella.

Lo más sorprendente de esta popularidad, sin embargo, es que florece sin que su protagonista se haya prodigado lo más mínimo, o tal vez precisamente por eso. El domingo, en París, se celebró una reunión de los secretarios de sección socialistas. Una de las mesas redondas propiciaba la que hubiera sido la primera confrontación entre Royal y el ex primer ministro y autoproclamado candidato Laurent Fabius, de 59 años. Pero la presidenta de la región de Poitu Charentes y compañera del primer secretario del PS, François Hollande, no acudió. La abundante nieve caída en su región la obligó a dejar la capital para coordinar la situación de emergencia.

Ayer, una encuesta de TNS-Sofres para Le Figaro dibujaba el perfil del candidato ideal que desearían los franceses para sustituir a Jacques Chirac en el palacio del Elíseo: entre 50 y 60 años, honesto y políglota. A un 63% no les importa el sexo del futuro presidente, pero un 21% preferiría que fuera mujer.

Si aceptamos que la honestidad se les supone, en la derecha tanto el ministro de Interior y presidente de la UMP, Nicolas Sarkozy, como el primer ministro, Dominique de Villepin, cumplen los requisitos. En el campo socialista, Royal es la que mejor encaja.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 31 de enero de 2006