Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:NECROLÓGICAS

Julio Aneiros, veterano dirigente sindical gallego

Fue detenido y torturado en el franquismo

Julio Aneiros Fernández nació el 19 de agosto de 1916 en Valdoviño, A Coruña. Dirigente comunista y sindical en Galicia desde los años cuarenta, fue detenido y torturado por la policía franquista. Resultó gravemente herido en la movilización de los astilleros de marzo de 1972. Murió el 17 de enero.

Julio Aneiros, veterano dirigente de Comisiones Obreras y del Partido Comunista de Galicia, falleció la madrugada de ayer, 17 de enero, en Ferrol, la ciudad en la que desarrolló toda su labor sindical y política. El jueves de la pasada semana había sido ingresado en el Hospital Arquitecto Marcide a causa de una crisis de la larga enfermedad que padecía, según informó su familia.

Todas las instituciones expresaron ayer su condolencia por la desaparición de una persona que hace casi 32 años estuvo a punto de morir en la calle por disparos de la policía y que tuvo que recibir atención médica de forma clandestina.

Julio Germán Aneiros Fernández, nacido el 19 de agosto de 1916 en la cercana localidad de Valdoviño, contactó con el movimiento obrero en la Empresa Nacional Bazán, la actual Navantia, y ya en 1945 organizó las primeras estructuras del PCE en los astilleros militares. Un año más tarde fue de los promotores de la huelga del aceite, una de las primeras protestas obreras de la posguerra.

En 1961 fue uno de los dirigentes sindicales que se entrevistó en París con el entonces secretario general del PCE, Santiago Carrillo, para diseñar la estrategia de actuar internamente en los sindicatos franquistas que derivaría en la creación de Comisiones Obreras.

Durante toda esa década, Aneiros fue detenido y torturado varias veces por la policía, y en 1967, procesado por el Tribunal de Orden Público. Recién salido de la cárcel, fue el líder de la huelga de los astilleros de marzo de 1972, en la que los obreros tomaron Ferrol y los barcos de la Armada llegaron a apuntar sus baterías hacia la ciudad.

El día 10, en un enfrentamiento con la policía en el puente de As Pías, en el que murieron por disparos dos compañeros suyos, Amador Rey y Daniel Niebla, Aneiros recibió un balazo que le atravesó el pecho. Fue dado por muerto y después, aún convaleciente, fue detenido y procesado como instigador de la protesta.

"Fue un hombre de fuertes convicciones morales, un luchador y un ejemplo de honestidad para las nuevas generaciones", definió ayer a Julio Aneiros la coordinadora nacional de IU en Galicia, Yolanda Díaz. "Un maestro de la lucha sindical", le recordó el secretario general de Comisiones Obreras de Galicia, Xosé María Castro.

El veterano dirigente obrero nunca renunció a los principios que había abrazado de joven. Hace tres años, con motivo de un homenaje organizado en su ciudad por la asociación izquierdista Fuco Buxán, al que asistieron numerosas personalidades gallegas de distintas sensibilidades políticas, Aneiros declaraba que le seguía pareciendo "intolerable que todavía haya niños que mueran de hambre".

Su última aparición pública fue en septiembre pasado en un homenaje convocado por Fuco Buxán a Carrillo en su 90 cumpleaños.

Los restos del fallecido líder obrero serán enterrados a las 17.30 de hoy en el cementerio municipal de Lago (Valdoviño).-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 18 de enero de 2006