Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los partidos catalanes rechazan una ley estatal sobre las competencias

Los partidos catalanes mostraron ayer su rechazo a la posibilidad de que el Gobierno promueva una ley estatal para ordenar las competencias autonómicas, pero el presidente catalán, Pasqual Maragall, se mostró prudente.

Mientras Convergència i Unió (CiU) e Iniciativa per Catalunya (ICV) mostraron ayer su "preocupación" por la ley de cooperación del Estado con las comunidades autónomas que ultima el Gobierno, Maragall consideró "lógico" que el Estado busque una mejor coordinación con las autonomías.

Maragall, de viaje oficial en Marruecos, declaró que "en una Administración descentralizada debe haber buen entendimiento", y subrayó que "las autonomías son Estado, cada vez lo son más y todavía lo serán más una vez se haya aprobado el nuevo Estatuto". El presidente catalán, mostrándose prudente en todo momento, descartó que una nueva legislación de coordinación del Estado con las autonomías reste competencias a Cataluña en el ámbito de la proyección exterior, informa Miquel Noguer desde Skhirat.

El presidente de Iniciativa per Catalunya Verds, Joan Saura, comparó la anunciada ley de coordinación con la LOAPA, y rechazó una "reordenación" de las competencias autonómicas. Recordó que la jurisprudencia del Tribunal Constitucional "deja muy claro que las competencias no pueden ser ordenadas en una ley de bases u orgánica, sino que deben ser negociadas con las autonomías y establecidas en sus estatutos de autonomía".

"Desafortunado"

Duran Lleida, portavoz de CiU en el Congreso, calificó el proyecto de "desafortunado", y expresó sus "temores". Asimismo, se preguntó si el ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, pretende entorpecer la negociación sobre el Estatuto.

Por su parte, Jordi Sevilla aclaró a los partidos catalanes que el proyecto de ley de cooperación "no será una LOAPA", sino que, por el contrario, pretende "reforzar el papel de las comunidades autónomas y su participación en el Estado".

También precisó que la ley de cooperación "no tiene nada que ver con las competencias". "Las competencias se definen en un sitio, y el cómo se gestiona, en otro. Este proyecto legislativo debe servir para cogobernar España de una manera mejor, con la potenciación y mejora de los órganos de relación entre las comunidades autónomas y el Gobierno", como la Conferencia de Presidentes, las conferencias sectoriales y otros organismos.

El secretario de Estado de Comunicación, Fernando Moraleda, manifestó que el proyecto "no es una prioridad del Gobierno". No obstante, el secretario de Organización del PSOE, José Blanco, aseguró que "no está prevista en la agenda legislativa del Gobierno ninguna iniciativa en relación a la regulación de las competencias".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de enero de 2006