Barry Gibb compra la casa de Johnny Cash

La casa en la que los cantantes Johnny Cash y June Carter vivieron desde 1968 ya tiene nuevo dueño. En un gesto que ha sorprendido al mundo del country, ha sido adquirida por Barry Gibb, el mayor de los tres hermanos que fundaron los Bee Gees. Gibb, que reside habitualmente en Miami, quiere usarla como segunda residencia para los meses de verano, aparte de considerar que -por sus anteriores propietarios- puede ser un lugar apropiado para componer. La mansión, en la localidad de Hendersonville (Tennessee), estaba vacía desde las muertes de June y Johnny en 2003; tiene 18 habitaciones e incluye una piscina y vistas sobre el lago Old Hickory. Curiosamente, el hecho de que el tormentoso noviazgo de Johnny Cash y June Carter haya inspirado una película de éxito (En la cuerda floja), no ha revalorizado la foamosa propiedad: aunque su precio de salida era de 2.900.000 dólares, Barry Gibb parece haber pagado finalmente alrededor de los dos millones y medio de dólares.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 09 de enero de 2006.

Se adhiere a los criterios de