Bono impone la sanción más dura a un teniente general en democracia

Mena Aguado permanecerá ocho días arrestado en su domicilio - El Gobierno le destituirá el próximo viernes - Los partidos apoyan la medida disciplinaria

El ministro de Defensa, José Bono, impuso ayer ocho días de arresto domiciliario al teniente general José Mena Aguado, jefe de la Fuerza Terrestre, por haber infringido su "deber de neutralidad ante las diversas opciones políticas". Se trata de la medida disciplinaria más grave impuesta a un general en activo desde el restablecimiento de la democracia. Mena, en su discurso de la Pascua militar en Sevilla, invocó la intervención del Ejército prevista en la Constitución para garantizar la integridad de España, tras alertar de "los riesgos de sobrepasar los límites infranqueables de la Constitución" con el proyecto de nuevo Estatuto catalán.

Bono, acompañado del Jefe del Estado Mayor de la Defensa (Jemad), general Félix Sanz Roldán, comunicó ayer por la mañana a Mena la sanción y que propondrá el próximo viernes al Consejo de Ministros su destitución como jefe de la Fuerza Terrestre. El ministro de Defensa llevará probablemente también a esa reunión la propuesta de que el general pase a la reserva.

Como consecuencia de la sanción de arresto domiciliario, Mena quedó ayer apartado del mando, que fue asumido por su número dos. En la conversación con el ministro de Defensa y el Jemad, que duró 15 minutos, manifestó que no esperaba la reacción a su discurso que se ha producido. Las principales fuerzas parlamentarias, a cuyos portavoces informó Bono a lo largo del día sobre las medidas adoptadas, apoyaron las sanciones al general por inmiscuirse en asuntos políticos.

El teniente general José Mena Aguado abandona el Ministerio de Defensa tras ser informado de la sanción que se le impuso.
El teniente general José Mena Aguado abandona el Ministerio de Defensa tras ser informado de la sanción que se le impuso.EFE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS