Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

El Ayuntamiento de Arganda no cumple

Más de un centenar de vecinos de Arganda sufrimos irregularidades a la hora de adquirir una vivienda de precio protegido, VPP, que por desgracia parece algo normal en este municipio. Esto no es nuevo, todos los días vemos casos similares. Pero en Arganda hay algo diferente. Si eres un comprador de una vivienda y ves que te cambian varias veces de memorias de calidades, tienes sobreprecio en la vivienda, publicidad no cumplida, defectos de construcción... Lo más lógico es que el comprador reclame lo ocurrido en la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC).

Pero Arganda es diferente. Todas las reclamaciones entregadas por este colectivo de sufridores (y otros similares) a esta oficina del Ayuntamiento de Arganda, que en "teoría" defiende los derechos del consumidor, siempre prescriben o caducan a la hora de sancionar a una constructora.

Como nos parecía bastante raro, los vecinos recogimos firmas y presentamos una moción política en el pleno del Ayuntamiento de Arganda el 14 de junio, con puntos sobre la problemática existente con nuestras viviendas y reclamaciones.

Fue aprobada por mayoría, todos los partidos estaban a favor, incluso el PP, que es el que está en la alcaldía, y además nuestro "querido" alcalde de Arganda se comprometió personalmente a solucionar el problema. ¡Qué bien! Por fin nuestros derechos como consumidores se van a tomar en serio. Por desgracia a día de hoy no se ha cumplido ningún punto, pero, además, no se ha realizado absolutamente nada de nada.

Arganda es la ciudad sin ley de las constructoras. Los compradores de viviendas de Arganda están desprotegidos y sus derechos como consumidores no existen.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 18 de diciembre de 2005