Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

David Marshall, poeta y brigadista internacional

Un escritor comprometido

David Marshall nació en Middlesbrough, en el Reino Unido, en 1916. Funcionario y poeta. Participó en las Brigadas Internacionales en la Guerra Civil, en el desembarco de Normandía y en la liberación del campo de concentración de Belsen. Murió el 19 de octubre.

Llega a España la noticia de la muerte, a los 89 años, del poeta David Marshall, uno de los últimos supervivientes británicos de las Brigadas Internacionales, a cuyo elogio y memoria estuvo siempre entregado.

Marshall, hijo de padres metodistas y aficionado desde niño a la lectura, no participó en el activismo de la izquierda de su país, tan bullente en los primeros años 1930, pues vivía entonces, según sus propias palabras, "del todo ignorante del mundo y envuelto en mi afición libresca".

Pero las noticias en la prensa inglesa sobre el estallido de la revuelta fascista y el comienzo de la Guerra Civil tuvieron en él un efecto galvanizador; abandonó su puesto administrativo en el Ministerio de Trabajo, obtuvo, sin tener la edad requerida, un pasaporte falsificando la firma de su padre, y, al cabo de un largo viaje en ferrocarril, logró llegar a Barcelona, desde donde sería enviado -tras diversas peripecias y escaramuzas- a Albacete, encuadrándose junto a otros voluntarios británicos, al mando de su compatriota Nat Cohen, en la Centuria Inglesa Antifascista de Tom Mann, que ostentaba en su enseña la frase "la disciplina proletaria vencerá al fascismo".

Luchando todos ellos como parte de la XII Brigada Internacional en el Cerro de los Ángeles, Marshall fue gravemente herido de bala en el tobillo el 12 de noviembre de 1936, y, superando un difícil traslado en camilla hasta Alicante, embarcó de regreso a su país, enterándose al llegar allí en diciembre de que la mayor parte de sus camaradas habían perecido combatiendo en Boadilla.

A partir de entonces, Marshall, afiliado ya al Partido Comunista, cultiva a la par su compromiso político y su vocación literaria, siendo incluido en la importante antología Poems for Spain que Stephen Spender y John Lehman editaron en 1939. Al lado de poetas de la talla de Auden, MacNeice, Day Lewis y el propio Spender, Marshall figura en ese libro con su hermoso poema Retrospect (Recuerdo), que, estableciendo un elocuente paralelo entre la placidez de una acomodada ciudad inglesa y la realidad por él vivida en sus meses de soldado de la causa republicana, se abre con estos versos: "Vuelve. / Seis pies de nieve en el frente de Aragón, / mientras aquí / los niños patinan por las calles / pies firmes pisoteando las zanjas; / el hielo empaña / el azul rojizo de los neones, / las lujuriosas tiendas invitan / pero allá / las luces del café parpadean, se apagan / las costillas se erizan, la piel se tensa".

Sin dejar nunca de escribir, David Marshall fue de nuevo voluntario, pese a un inicial rechazo por su pasado de Brigadista, en la II Guerra Mundial, participando en el desembarco de Normandía y en la liberación del campo de exterminio de Belsen.

Al regresar, ya desmovilizado, a Inglaterra, recupera su trabajo de funcionario, escribe, y, con más de 50 años, cambia de oficio y emprende una nueva labor de tramoyista y constructor de escenarios en el legendario grupo teatral de agitación Theatre Workshop, que dirigía Joan Littlewood.

Sin embargo, "pese a su temperamento jaranero, nunca se desradicalizó", ha escrito el historiador Paul Preston con motivo de la muerte de Marshall, hablando también de su poesía comprometida escrita en los tiempos de Margaret Thatcher.

Su última publicación fue, en este mismo año 2005, el libro The tilting planet (El planeta inclinado), donde, bajo el sello coeditorial de la británica Asociación en Memoria de las Brigadas Internacionales, Marshall incluye nuevos poemas de ámbito español y otros de diversa temática.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de diciembre de 2005