Un autobús circula en sentido contrario por el Bus-VAO y choca con un turismo

La carretera de A Coruña se convirtió ayer, en torno a las 19.00, en una ratonera para el tráfico por culpa de un choque casi frontal entre un autobús interurbano y un turismo. Colisionaron en el kilómetro 14,500 del carril Bus-VAO, en Majadahonda.

El conductor del autobús, que partía de la capital, se metió por error en Moncloa en el carril destinado a vehículos de alta ocupación. Este autocar interurbano circulaba en dirección A Coruña. Mientras tanto, el turismo, que circulaba correctamente, bajaba por el mismo carril hacia Madrid.

"Al parecer, un obrero que trabaja en las obras del intercambiador de Moncloa estaba regulando el tráfico de los camiones, que utilizan el primer tramo del Bus-VAO. El trabajador ha debido de dar paso, por error, a un autobús interurbano y éste se ha metido en dirección contraria", señalaron fuentes de la Dirección General de Tráfico. El autobús, que en esos momentos iba lleno, avanzó sin encontrarse a ningún automóvil hasta que en el kilómetro 14,500, ya en Majadahonda, chocó con uno de los vehículos que circulaban sentido Madrid.

Como consecuencia del accidente, dos de los tres ocupantes del turismo resultaron heridos leves, según explicó ayer una portavoz de Emergencias 112.El autobús recorrió 10 kilómetros en sentido contrario antes de chocar contra el coche. El conductor del turismo, de 36 años, sufrió una fractura en un brazo, mientras que la mujer de 40 años que le acompañaba sufrió heridas leves. El tercer ocupante, un menor, resultó ileso, según informó una portavoz de Emergencias 112. "En el autobús, aunque iba lleno, no ha habido ningún herido de consideración", señaló dicha portavoz.

Los heridos fueron atendidos en el lugar del accidente por médicos del Samur, pero el conductor del turismo tuvo que ser trasladado por una ambulancia hasta el hospital de La Paz.

El accidente provocó grandes retenciones en la carretera de A Coruña (A-6) sobre las siete de la tarde. Los principales problemas se registraron entre el lugar del accidente, el kilómetro 14,500, y el kilómetro 23. El atasco afectó a los dos sentidos de la A-6.

El centro de control de la Dirección General de Tráfico (DGT) es el que regula el semáforo de entrada y salida del Bus-VAO. Fuentes de este organismo señalaron que están investigando las causas del accidente de ayer y tratan de comprender cómo es posible que el autobús interurbano recorriera 10 kilómetros en dirección contraria sin pararse y ni chocar antes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 10 de diciembre de 2005.

Lo más visto en...

Top 50