Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuiña asegura que seguirá en el PP como diputado y militante de base

El ex candidato a sucesor de Fraga critica al aparato del partido

El ex secretario general del PP gallego Xosé Cuiña reconoció ayer su falta de apoyos entre las bases del partido para optar a la sucesión de Manuel Fraga y aseguró que, a pesar de su derrota, no va a abandonar la organización. "Cuando presenté mi candidatura a la sucesión ya dije que estaba preparado para liderar el partido o para ser militante de base", afirmó Cuiña, hasta ahora el dirigente más conocido del sector del PP gallego enfrentado a Mariano Rajoy y defensor de una línea galleguista.

"Seguiré como militante de base y como diputado del Parlamento autónomo", insistió el antiguo delfín de Fraga, para quien "están fuera de lugar" las especulaciones sobre su pretendido propósito de dejar el PP.

Cuiña rompió el silencio que mantenía desde que la pasada semana las elecciones entre la militancia para designar a los 2.150 compromisarios al congreso del próximo enero le dejaran sin ninguna posibilidad de optar a la sucesión de Fraga y encumbrasen al candidato favorito de la dirección nacional, el ex vicepresidente de la Xunta Alberto Núñez Feijoo. Aparentemente tranquilo, admitió la derrota que frustra su deseo acariciado desde hace años de dirigir el PP gallego y aseguró no sentirse traicionado por nadie.

Aunque quiso evitar reproches personales, Cuiña se quejó de que el aparato del partido no cumplió sus promesas de neutralidad y mantuvo una actitud "excesiva" de respaldo a Núñez Feijoo, a quien no citó. "No lo critico, pero sí digo que ese comportamiento no tiene precedentes en ningún congreso celebrado nunca por el PP en cualquier lugar de España", aseguró. También sin citarlo, aunque en una alusión inequívoca, Cuiña puso el ejemplo del presidente de la Diputación de Pontevedra, Rafael Louzán, quien, según él, reunió a los alcaldes de la provincia en su despacho para que firmasen un manifiesto de apoyo a Feijoo.

Feijoo mantuvo ayer la primera reunión con el otro candidato que aún se mantiene en la pugna, el presidente del PP de Lugo, Xosé Manuel Barreiro, para negociar su integración en una lista única de consenso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 8 de diciembre de 2005