Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Museo Arqueológico Nacional condiciona el traslado de la Dama a Elche a un nuevo informe

La noticia llena de estupor a los ilicitanos, convencidos de que verían temporalmente el busto

Como un auténtico jarro de agua fría cayó ayer en Elche el anuncio del patronato del Museo Arqueológico Nacional de supeditar a un nuevo informe la autorización para ceder o no la Dama de Elche de forma temporal para que sea expuesta en la ciudad. Hasta ahora todos los informes que se han realizado por parte de expertos han sido favorables. Los ilicitanos estaban convencidos de la llegada temporal del busto, máxime tras los pronunciamentos afirmativos tanto de la ministra de Cultura, Carmen Calvo, como del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

Ayer, los técnicos del Patronato del Museo Arqueológico Nacional optaron por encargar un nuevo informe a unos especialistas franceses sobre los restos de policromía que quedan en el busto ibérico. Habrá que esperar por tanto a que se realice este informe para saber si se puede trasladar o no es aconsejable para que no se deteriore más. El nuevo estudio pretende verificar que el traslado no afectará a la policromía original de la escultura.

En el Ayuntamiento de Elche la decepción ayer era palpable y se transmitía en general a la ciudad ya que se habían creado importantes expectativas de que ayer fuera el día clave para el regreso de la Dama. Estaba prevista una rueda de prensa para anunciar el acontecimiento y todo acabó en una nota escueta en la que el alcalde Diego Macià dijo entender "que se realicen todos los estudios necesarios para confirmar el buen estado, ya que se trata de una pieza arqueológica de gran valor". Macià confía en que los nuevos análisis "permitan el préstamo temporal del busto".

Estaba previsto que el busto ibérico permaneciera durante seis meses en Elche y su presencia se va a arropar por actividades paralelas que se han organizado con el objetivo de divulgar aspectos singulares de la cultura y tradiciones locales, como el Palmeral y el Misteri d'Elx, ambos declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. La Dama, si finalmente es cedida de manera temporal, será además, la protagonista de congresos y exposiciones de diversas materias, todas ellas relacionadas con la cultura y la historia de Elche y la Comunidad Valenciana. La llegada de la dama iba a servir también como elemento central de la inauguración de un nuevo museo en la ciudad, el Museo Arqueológico y de Historia de Elche, para el que se está llevando a cabo una importante obra de rehabilitación. El ayuntamiento de Elche ha puesto mucho empeño y ha gastado ya mucho dinero en esta circunstancia y si finalmente el busto no se expusiera en Elche la decepción sería mayúscula.

La Dama de Elche es un busto de 56 centímetros de altura esculpido en piedra caliza porosa de tonos ocres que fue hallada de manera casual en 1897 en una especie de escondrijo de losas, adosado a una antigua muralla, al este de la ciudad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de diciembre de 2005