Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El pueblo de la asesinada Ana Orantes conmemora el día contra la violencia

La Plataforma Andaluza de Hombres y Mujeres contra la Violencia de Género exigió ayer, día para la erradicación de este problema social, "el aislamiento de los maltratadores, al igual que se aísla a los terroristas", en palabras su portavoz y presidente de la Confederación de Asociaciones de Vecinos de Andalucía (CAVA), Antonio Viruez. "Hoy todos somos culpables y lamentablemente no nos hemos equivocado cuando a principios de año anunciamos que más de 55 mujeres estaban condenadas a la pena de muerte", añadió Viruez, quien aseguró que las medidas educativas que se tomen darán resultado a medio plazo y reivindicó iniciativas "inmediatas y serias".

Entre las decenas de actos que celebraron ayer en Andalucía el Día Internacional Contra la Violencia Doméstica, destaca el del municipio granadino de Cúllar Vega que homenajeó a Encarnación Rubio y Ana Orantes, dos vecinas asesinadas por sus parejas. En el acto participaron unas 150 personas y que concluyó con una ofrenda floral ante el monumento erigido en honor a estas dos víctimas. El asesinato de Ana Orantes, quemada viva por su marido en 1997, fue el detonante para que el Gobierno anunciara la reforma del Código Penal.

Tan sólo en Granada, los profesionales sanitarios de Atención Primaria han atendido en lo que va de año 740 casos de violencia doméstica, de los que el 87,7% son mujeres y el 12,3%, hombres. Por edades, el grueso de las agresiones se produce en de los 30 a 44 años (294).

La Guardia Civil ha detenido en Andalucía, entre enero y octubre del presente año, a 3.135 personas por casos de violencia domestica. La institución también vigiló el cumplimiento de 2.985 órdenes de protección dictadas por los tribunales en la comunidad autónoma y detuvo a 550 maltratadores que las incumplieron.

Por su parte, el Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, aseguró ayer que "queda muchísimo por hacer" para erradicar la violencia de género e incidió en la necesidad de trabajar en el ámbito educativo y en un cambio de la mentalidad social, "donde entendamos que la igualdad es imprescindible para avanzar en el futuro". Chamizo, quien valoró positivamente el Plan de Igualdad de la Consejería de Educación, subrayó la necesidad de eliminar conceptos como la propiedad y otros relacionados con la filosofía machista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de noviembre de 2005