Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los socialistas exigen la aprobación inmediata del parque del Guadarrama

El Gobierno regional replica que ya se está tramitando y asegura protección en la zona

El portavoz socialista en la Asamblea, Rafael Simancas, exigió ayer desde Rascafría que la Comunidad apruebe los límites del futuro Parque Nacional del Guadarrama para evitar "la especulación urbanística" en la sierra madrileña. El Plan de Ordenación Urbanística del futuro parque ya está redactado, aunque no aprobado por la Comunidad, y establece fuertes restricciones urbanísticas en la sierra.

El paso previo para poder solicitar la declaración de Parque Nacional de la Sierra del Guadarrama ante las Cortes es la firma del plan de ordenación urbanística. Aunque ya está redactado no ha sido aprobado aún por la Comunidad de Madrid. El futuro parque afectará a unas 36 localidades de Madrid y otras tantas de Castilla y León. Pero no sólo Madrid va retrasada. El parque nacional se demora también porque la Junta de Castilla y León aún no ha terminado de redactar su plan de ordenación.

Rafael Simancas eligió Rascafría (2.070 habitantes) para exigir la aprobación de los límites del futuro Parque del Guadarrama porque allí el Gobierno municipal (PP) quiere llevar adelante un plan de urbanismo que elevará a 5.000 los residentes permanentes en 10 años. El Partido Socialista de Madrid considera que si se tiene en cuenta la población de segunda residencia, el número de vecinos llegará a los 10.000.

El portavoz socialista recordó que el 98,27% del término municipal de Rascafría está dentro del futuro Parque Nacional del Guadarrama y que algunas de las nuevas construcciones se levantarán en los lindes del espacio protegido, en un entorno privilegiado, con vistas al monasterio de El Paular. "El nuevo plan general de urbanismo supone una agresión contra el entorno y demuestra una vez más la política de especulación urbanística del PP", señaló Simancas, por lo que pidió ayer al Gobierno regional que "rechace este plan" y que "deje de retrasar la aprobación de los límites del parque para prevenir atentados irreversibles".

La alcaldesa de Rascafría, Yolanda Aguirre (PP) le replicó: "El proceso está abierto a todo el que haga sugerencias. La propuesta no atenta contra el Parque de Guadarrama porque nuestra ordenación territorial ya está determinada por el Parque de Peñalara (desde 1990) y los recursos son los mismos en ambos parques. El desarrollo urbanístico se limita al 2% del término municipal y es respetuoso con el entorno". Y añadió: "Si Simancas quiere criticar, que también lo haga con los desarrollos de Cercedilla y Miraflores de la Sierra, gobernados por el PSOE". El portavoz del PP en la Asamblea, Antonio Beteta, recordó que el plan ya se está tramitando y aseguró que el ejecutivo seguirá "protegiendo esa zona, como hasta ahora".

El avance del nuevo plan general de urbanismo de Rascafría tiene otros dos puntos polémicos: una variante de la M-604 que evitaría a los coches cruzar por el casco urbano y la recalificación de 26 hectáreas como suelo industrial para un polígono similar en tamaño a los recintos industriales de los grandes municipios del sur de la región.

Plan urbanístico

"El Ayuntamiento de Rascafría quiere acelerar la tramitación del nuevo plan urbanístico antes de que entre en vigor la declaración de Parque Nacional, porque, una vez obtenida, no se podrá realizar el crecimiento previsto, dado que las limitaciones urbanísticas serán mucho más restrictivas", agregó Simancas. El portavoz socialista se mostró partidario de que el pueblo crezca, pero de forma sostenible.

El Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, también se refirió al Plan de Ordenación de Recursos Naturales en su informe anual para denunciar la demora que, a su juicio, está sufriendo su aprobación. La situación en la sierra, según Múgica, es un ejemplo de la deficiente integración entre el medio ambiente, la ordenación del territorio y el urbanismo.

La negativa de la alcaldesa

Los socialistas denunciaron que la alcaldesa de Rascafría, Yolanda Aguirre (PP), no les dejó celebrar la rueda de prensa en el Ayuntamiento y, por ello, tuvieron que improvisar el encuentro con los medios de comunicación en el salón de un hotel rural del municipio.

Aguirre asegura que en ningún momento tuvo constancia de que Rafael Simancas iba a visitar el municipio. "Desde el PSOE me mandaron el viernes pasado un escrito en el que me pedían el salón de plenos para una reunión de la Agrupación Municipal Socialista, pero el salón ya lo teníamos ocupado para esta fecha. Les hemos ofrecido otra sala pero no la han querido", concluyó la alcaldesa, Yolanda Aguirre.

Fuentes del Partido Socialista de Madrid aseguran que el salón de plenos no estaba ocupado y que rechazaron la otra sala que les ofrecía la alcaldesa por considerar que no era un local adecuado.

El avance del nuevo Plan General de Rascafría está, hasta el próximo 30 de noviembre, en periodo de información pública para que los afectados presenten sus sugerencias. Después pasará por el pleno municipal para una primera aprobación. Si se cumple lo dictado en el avance del plan, Rascafría crecerá en los próximos 10 años más de lo que lo ha hecho en los dos últimos siglos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 25 de noviembre de 2005

Más información