Un hombre se encadena para reclamar la tutela de su nieta

Antonio Romera, de 65 años, abuelo de una niña de Pozo Alcón (Jaén) que la Junta declaró en desamparo y dada en preadopción, se encadenó ayer junto a la Delegación de Igualdad en Jaén para exigir la tutela de su nieta. El abuelo, que ha instalado una tienda de campaña, aseguró que mantendrá esta protesta de modo indefinido. Es la segunda vez que mantiene un encierro de este tipo, y también se ha manifestado junto al Parlamento Andaluz.

La Junta de Andalucía declaró el año pasado en situación de desamparo a la pequeña Olga, de cinco años, y le retiró la tutela a su padre, con el que vivía la niña desde la separación de sus padres en el municipio de Pozo Alcón. La Junta argumentó entonces "problemas psicológicos" del padre. La niña fue internada en un centro de acogida de Linares, pero en septiembre de 2004 la Consejería de Igualdad abrió un expediente para darla en régimen de preadopción. La resolución de la Junta fue recurrida por los abuelos ante la Audiencia, que defienden su derecho a recibir la custodia de su nieta. "La niña tiene derecho a estar con sus abuelos", enfatizaba ayer Romera, quien dijo que no ha visto a la niña ni sabido nada de ella desde el 4 de septiembre de 2004.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS