Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PROCESO AL ENTORNO ETARRA

Josu Ternera y Salaberria, declarados en rebeldía

José Antonio Urrutikoetxea Bengoetxea, Josu Ternera, que fue número uno de ETA hasta su detención en Francia, en 1987, estaba procesado como máximo responsable de Ekin en esta causa. También lo estaba en calidad de dirigente el también ex parlamentario de Batasuna Jon Salaberria. Sin embargo, ninguno de ellos estará presente en el juicio que se inicia hoy, puesto que los dos huyeron de España en diferentes momentos y se encuentran declarados en rebeldía.

Tampoco se sentarán en el banquillo el que fue jefe del equipo de investigación de Egin, Pepe Rei, y uno de los responsables de la empresa editora del citado diario, Ramón Uranga. Ambos se encuentran incapacitados y han sido excluidos temporalmente del juicio debido a su estado de salud.

Los procesados Peio Jon Sánchez Mendaza y Francisco Aranburu permanecen presos en Francia, y el presunto etarra Unai Hernández Sistiaga, también procesado, se encuentra en paradero desconocido. Ninguno de ellos comparecerá a la vista.

Además, durante el tiempo que ha durado la investigación y la instrucción de la causa han fallecido Manuel Aranburu, Antxon Ollokiegi y Gorka Martínez.

Tres presos

Todos los acusados están en libertad por esta causa, aunque tres de ellos están en prisión preventiva por su implicación en otros procesos que se tramitan contra ellos en la Audiencia Nacional. Se trata de Iker Beristain, Iker Casanova y Rubén Nieto. Los tres serán conducidos de la cárcel a la sala de vistas por las fuerzas de seguridad.

El tribunal estará presidido por la magistrada Ángela Murillo, que actuará también como ponente y por ello será quien redacte la sentencia. Murillo fue también la ponente del macrojuicio contra la red española de Al Qaeda, celebrado entre mayo y julio de este año en las mismas dependencias de la Audiencia Nacional en la Casa de Campo, de Madrid, donde ahora se va a enjuiciar a los dirigentes de las organizaciones del entorno de ETA. Le acompañarán en el tribunal los magistrados Luis Martínez de Salinas y Nicolás Poveda.

Como fiscal intervendrá Enrique Molina, que lleva más de siete años investigando los hechos (ver su petición de penas en el gráfico adjunto). La Asociación de Víctimas del Terrorismo ejercerá la acción popular. Su representante, Emilio Murcia, reclama condenas similares a las solicitadas por el fiscal.

Los 56 acusados serán defendidos por un total de 12 letrados de la izquierda abertzale, que solicitan la absolución de sus clientes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 21 de noviembre de 2005