Seguirán las denuncias pese a las amenazas

El portavoz de la Comisión Ejecutiva del PSPV, Manuel Mata, aseguró ayer también que Francisco Camps, presidente de la Generalitat, "no va a conseguir" que los socialistas valencianos renuncien a hablar de corrupción, porque este tema, señaló, "es el primer problema de esta Comunidad, del Gobierno valenciano y del PP y, además, el cáncer del sistema democrático".

Así, indicó que la obligación del PSPV, como responsable político, "es hablar de corrupción". "No nos van a callar ni a amedrentar", añadió. En este sentido y en relación con unas declaraciones del vicepresidente del Consell, Víctor Campos, afirmó que es "vergonzoso" que se recurra a la Fiscalía desde el Gobierno valenciano "con un aviso para navegantes diciendo que ojito con el que hable porque acabará en los tribunales".

Preguntado por si el PSPV tomará medidas contra el portavoz del grupo socialista en Orihuela, Francisco García Ortuño, quien acusó esta semana al líder del PSPV, Joan Ignasi Pla, "de reunirse con empresarios para pasar la bandeja y financiarse", Mata señaló que éste ya "no es militante" del PSPV, aunque se autoproclame portavoz socialista.

El portavoz indicó que hace dos años que "García Ortuño dijo en una entrevista que Zaplana recaudaba dinero para el PP y que este dinero nunca llegaba al partido y, sin embargo, en ese momento no pasó nada, o sea que ahora tampoco".

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 19 de noviembre de 2005.

Lo más visto en...

Top 50