Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sanz no será dueño del Parma hasta enero

La compra del Parma, equipo italinao de Primera División, por Inversiones Renfisa, sociedad controlada por Lorenzo Sanz, ex presidente del Real Madrid, se cerró ayer, tres meses después de que el club la diera por finalizada. En medio, un ultimátum: si Inversiones Renfisa no pagaba los 27'5 millones de euros a los que asciende la operación a las cinco de la tarde de ayer, perdería los siete que ya había adelantado. Quizá por eso, Lorenzo Sanz y su hijo acudieron ayer a las oficinas del club y limaron asperezas durante cuatro horas: Sanz será dueño del Parma si a finales de enero, cuando se abra el plazo de compraventa de acciones del club, paga los 27,5 millones de euros. "Hemos tardado tanto porque hemos estado averiguando si las condiciones en que nos vendían eran verdad", explicó el ex presidente del Madrid, cuyo entorno espera tener el control desde esta misma semana. "Nos preocupaba saber qué había pasado con el dinero de Gilardino [delantero que el Parma vendió al Milan por 25 millones]", continuó. "Ya nos hemos llevado alguna sorpresa con respecto a lo pactado", dijo.

La versión del Parma es bien distinta. "Creo que se trata de un problema de liquidez", dijo Gabriele Majo. "Hasta que no pague no puede hacer nada", añadió ante los rumores de que Ernesto Valverde, ex entrenador del Athletic, puede ser el próximo técnico y Julen Lopetegui su secretario técnico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de noviembre de 2005