Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El tránsfuga del PP dice compartir "plenamente" las denuncias de los zaplanistas sobre la corrupción

La dirección popular, sorprendida por la marcha del diputado, espera no tener más deserciones

El diputado tránsfuga del PP, Francisco Javier Tomás, se presentó ayer en sociedad durante la clausura del primer congreso de Coalición Valenciana, formación ultra que representará a partir de ahora en las Cortes Valencianas. Tomás aseguró que comparte "plenamente" las denuncias de los zaplanistas sobre la corrupción en el PP y justificó por este motivo su marcha al partido que lidera el abogado Juan García Sentandreu. La dirección regional del PP reconoció ayer su sorpresa por la decisión de Tomás y le volvió a reclamar las actas de diputado y concejal de L'Alcora. El PSPV insistió en que lo sucedido es un síntoma más de la descomposición del PP.

Tomás justificó su decisión de abandonar la bancada popular y abrir el Grupo Mixto de las Cortes Valencianas por los "presuntos casos de corrupción" en el seno del PP. El diputado tránsfuga dejó varias cuestiones claras: su escaño en el Parlamento será el altavoz del programa anticatalanista y antisocialista de Coalición Valenciana, no pondrá en riesgo la gobernabilidad de los populares y no descarta que otros cargos del PP den el paso que ha dado él. Junto a Tomás estuvo ayer, en todo momento, el presidente de su nuevo partido, Juan García Sentandreu, que ahora tiene ya llave para acceder a los pasillos del Parlamento valenciano.

Sentandreu manifestó que los contactos con el diputado tránsfuga se iniciaron hace ocho meses y que se siguen manteniendo con varios miembros de la Diputación de Valencia y numerosos alcaldes, aunque advirtió: "Nuestros postulados sólo pueden ser aceptados por el PP y Unión Valenciana". Mientras el fichaje estrella de Coalición Valenciana intervenía en la clausura del primer congreso de esta formación, la dirección regional del PP emitió un comunicado en el que exigía a Tomás la devolución de su escaño.

El vicepresidente del Consell, Víctor Campos, reconoció que la decisión del parlamentario les ha pillado por sorpresa, ya que había estado trabajando con normalidad y no había expresado ninguna queja. Por este motivo, Campos volvió a especular con que la fuga de su ex compañero popular sólo puede estar motivada por el dinero. El número dos del Gobierno valenciano expresó su confianza en que el anuncio de Tomás no provoque, por simpatía, otras deserciones en el PP.

En este contexto, el secretario de Organización del PSPV, Vicent Sarríà, interpretó la fuga como un síntoma de la descomposición del PP por las luchas entre Camps y Zaplana, que afectan ya a más de 16 municipios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de noviembre de 2005