Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Puntualizaciones

He asistido, atónito, en los últimos días a la información que ha publicado EL PAÍS sobre ciertos hechos relacionados con el señor Tamayo, la localidad de Majadahonda y una presunta red de espionaje de personas. Mi perplejidad es absoluta cuando, en relación con ese trasfondo, aparece el nombre de la Universidad Complutense. Aunque no soy aludido en las informaciones, me conciernen en mi condición de ex rector de esa institución entre 1995 y 2003 y me obligan a realizar las siguientes puntualizaciones:

1. Nunca autoricé ni encargué a nadie la vigilancia del señor Tamayo, ni mucho menos la Universidad pagó cantidad alguna por esa "actividad".

2. Nunca autoricé, ni encargué, ni pagué a nadie para realizar labores de "contraespionaje" en el municipio de Majadahonda.

3. Nunca autoricé, ni encargué ni pagué a nadie para que realizase espionaje, investigación o seguimiento de persona alguna, ni de la Universidad, ni de fuera de ella.

4. No sé quiénes son ni el señor José Antonio E. E. ni el referido como Ángel ni un presunto mando de seguridad que responde a las siglas F. G. M., de quienes se asegura que trabajaban para la Universidad.

5. Los tres barridos telefónicos aludidos en la información corresponden a cada uno de los procesos de elección de rector que se llevaron a cabo en 1995, 1999 y 2003. Ésta, como otras precauciones de seguridad que se adoptaron, estuvo directamente relacionada con la seguridad de las personas, incluido yo mismo cuando aparecí en los papeles incautados al comando Madrid de ETA. Por ese motivo fui sometido primero a contravigilancia y después obligado a llevar escolta.

6. Soy completamente ajeno a cualquiera de las actuaciones que se mencionan en su periódico posteriores a junio de 2003, fecha en la que finalicé mi mandato.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de noviembre de 2005