En libertad el detenido por la muerte de una mujer en Tavernes

La titular del juzgado de instrucción número 1 de Sueca ha decretado la libertad provisional, con fianza y con cargos, de Cristóbal S., el único detenido por el caso de la muerte de Pilar Ramírez, la vecina de Tavernes de la Valldigna que murió el pasado mes de febrero tras recibir una brutal paliza. El abogado defensor del detenido, Óscar W. Pérez, informó ayer de que la juez argumenta parte de su decisión en el resultado de las pruebas de ADN efectuadas a los restos de piel encontrados en las uñas de la víctima, al parecer resultado de un forcejeo entre la mujer y su agresor, que no coinciden con los del detenido. Cristóbal S. ingresó en prisión el pasado mes de septiembre, acusado del presunto homicidio de Pilar. Su detención causó una gran conmoción en Tavernes de la Valldigna. El hombre, de 34 años, casado y padre de dos hijas, había sido jefe, como encargado de obras, del marido de la víctima, y entre los dos matrimonios existía una relación de amistad.

La juez mantiene el secreto de sumario del caso, y ha requerido a la policía nuevas pruebas documentales y de reconocimiento. El interés mediático que ha suscitado este crimen ha contribuido a crear un gran malestar y tensión en Tavernes de la Valldigna, donde residían la víctima y el detenido. La familia de Pilar asegura estar sufriendo un auténtico calvario, y pide que se agilice el caso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 10 de noviembre de 2005.

Lo más visto en...

Top 50