Entrevista:PILAR BARDEM

"Yo soy una mujer activa, no activista"

Pilar Bardem (Sevilla, 1939) es una actriz de referencia en el cine y el teatro, al tiempo que una mujer comprometida y de intensa actividad pública. Puede presumir de una contundente carrera artística que abarca cuatro décadas, y en la que ha obtenido galardones como el Goya a la mejor actriz de reparto en 1996 por Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto y el premio a la mejor actriz en el Festival de Valladolid en 2004 por María querida. Ahora forma parte del reparto de Amar en tiempos revueltos, serie diaria en la sobremesa de Televisión Española.

Pregunta. ¿Cuál es la principal diferencia a la hora de trabajar en el cine y en la televisión?

Respuesta. Las prisas. En televisión siempre hay prisa, es un ritmo de trabajo frenético, demasiado rápido para mi gusto.

P. Ya que usted no se prodiga demasiado en este medio, ¿qué le impulsó a comprometerse con Amar en tiempos revueltos?

R. Que se trata de un producto popular, narrado en un formato popular, como la telenovela, y con horario popular, después de comer. Pero lo esencial es que el tema es lo suficientemente importante, la Guerra Civil y las personas que la vivieron. Por tanto me he comprometido políticamente. Es una serie que habla del momento histórico, es el retrato de la época, de los que estuvimos allí, de quienes lo vivieron. La gente me llama a casa y me cuenta sus vivencias. Y es una serie que no juzga, que no toma partido por ningún bando, simplemente narra, cuenta hechos, historias. El producto es bueno, los actores son espléndidos, las secuencias están bien escritas...

P. La serie combina en su reparto actores veteranos y consagrados con otros jóvenes, algunos casi noveles. ¿Qué tal le va con ellos?

R. Yo siempre me he llevado bien con los actores jóvenes, de hecho me sorprende el cariño que me tienen y lo agradezco mucho. Pero jóvenes o veteranos, aquí se trabaja desde el amor a la profesión. Ya conocía a algunos, como a Luisa Gavasa, que interpreta a Loreto, y aquellos a los que no conocía me encantan, trabajan con respeto, con amor al oficio.

P. ¿Ha llegado al fin el momento de que se deje de considerar a Pilar Bardem como una secundaria de lujo, en especial tras su trabajo en María querida?

R. No lo debería decir yo; en cualquier caso, si ha habido boom, llegó con Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto, que me dio un papel tocado por la mano de Dios y, aún más importante, me permitió conocer a su director, Agustín Díaz Yanes. En esta profesión hay tres opciones: lo haces bien y no lo ve nadie, lo haces bien y te halagan pero no lo ve nadie y, lo que casi nunca ocurre, lo haces bien, gustas y lo ve todo el mundo.

P. ¿Qué le queda por hacer después de trabajar desde con Ozores hasta con los más grandes?

R. Cuidado, que yo reivindico a Mariano Ozores; yo no soy crítica de cine y no entro en que haga buenas o malas películas, pero a Ozores que no me lo toquen. Y por hacer, me queda todo, si no fuera así me retiraría; me queda absolutamente todo por hacer como actriz y como ciudadana, me queda luchar, trabajar... y ver crecer a mis nietos, ¿te parece poco?

P. ¿Cree que su faceta pública como mujer comprometida y activista se enlaza con la de actriz?

R. No, son zonas diferentes, y, además, yo soy una mujer activa, no activista. Yo, como ciudadana, tengo voto cada cuatro años, pero voz todos los días, la voz no la pierdo nunca.

Pilar Bardem.
Pilar Bardem.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción