Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EMPRESAS

AMD duplicará la producción de chips con la fábrica de Dresde

AMD vende el 10% de los microprocesadores para ordenadores, frente a su gran rival Intel, que domina el mercado

La compañía estadounidense AMD podrá duplicar la fabricación de microprocesadores para ordenadores gracias a la inauguración de su segunda planta de producción en Dresde, al este de Alemania. AMD fabrica 50 millones de microprocesadores anuales y a partir de 2008 superará los 100 millones de unidades cada año.

La nueva planta se encuentra al lado de la primera, donde hasta ahora AMD fabricaba todos sus microprocesadores, desde el Opteron para servidores hasta los Athlon, Sempron y Turion para ordenadores personales y portátiles.

La planta es de las más avanzadas del mundo, muy flexible y con muy bajas tasas de errores de producción, asegura el presidente ejecutivo de la empresa, Héctor Ruiz. De momento, se utilizan reglas de diseño de 90 nanómetros para hacer los chips, pero a lo largo de 2006 se migrará a la tecnología de 65 nanómetros sin necesidad de cambiar los equipos ni el diseño de los procesadores, porque ya están preparados para ello.

En la actualidad, AMD vende, en cifras redondas, el 10% de todos los microprocesadores para ordenadores en valor y el 20% en volumen, según datos de la propia empresa. Está previsto que el mercado de procesadores crezca entre el 10% y 15% en los próximos años, con lo que AMD deberá ganar cuota a Intel para colocar su producción duplicada.

La fábrica de semiconductores que se pone en marcha, conocida como Fab 36, supondrá una inversión de unos 2.500 millones de dólares hasta 2007 y una plantilla de unas 1.000 personas.

La planta tiene una sala limpia de 13.400 metros cuadrados, donde se hacen los chips. AMD habrá invertido en Dresde desde sus inicios a mediados de la pasada década unos 5.000 millones de dólares en sus dos fábricas.

El ritmo de producción de la Fab 36 será mucho más elevado que en la actual porque se utilizarán obleas de 300 milímetros de diámetro frente a las de 200 milímetros de ahora. Está previsto que toda la producción de microprocesadores se traslade gradualmente a la nueva factoría y la actual se destine a otros usos, aún sin decidir.

La estrategia actual de AMD pasa por concentrarse en la venta de microprocesadores de alto rendimiento, especialmente para servidores y ordenadores portátiles, porque son los más caros y rentables. En el pasado trimestre, la compañía facturó 969 millones de dólares en microprocesadores, con un aumento del 44%.

Mientras Intel, el gran rival de AMD, ha anunciado que su prioridad es reducir el consumo de energía de los microprocesadores y maximizar el rendimiento por vatio consumido, AMD continuará con el desarrollo de chips cada vez más potentes.

El 20% de ahorro de energía

Phil Hester, responsable de tecnología de AMD, asegura que con los chips de 65 nanómetros se reducirá el consumo de energía el 20% frente a los de 90 nanómetros. La inclusión de dos núcleos en el mismo chip, y en el futuro cuatro y ocho núcleos, permite bajar el consumo y aumentar las prestaciones.

Los cambios en la arquitectura interna y externa del chip permitirán, según Hester, los mayores avances en los próximos años. Pronto, la introducción de arquitecturas escalables, la inmunidad interna de los chips ante ataques de virus informáticos y las memorias DDR3 de mayor rendimiento harán que los procesadores sean mucho más potentes, eficientes y estables. Otro gran cambio será el uso de aplicaciones en paralelo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de noviembre de 2005

Más información