Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El teatro Maravillas resucita

El espacio escénico, que ha sido reconstruido, abre sus puertas con Faemino y Cansado

La ciudad de Madrid, que en las últimas décadas había perdido espacios para la escena, parece recuperarse poco a poco con la incorporación de nuevos teatros, de otros ganados al cine y alguno que con el esfuerzo de muchos profesionales logra reabrirse tras históricos cierres y derribos. Éste es el caso del teatro Maravillas.

Este local, levantado a finales del siglo XIX en la calle de Manuela Malasaña cerró el 18 de febrero de 1999, por orden municipal, debido a fallos técnicos. Mañana vuelve a abrirse y al frente del teatro hay savia nueva procedente de los mejores genes escénicos que uno pueda imaginar: Pedro y Amparo Larrañaga, Luis Merlo y Maribel Verdú, agrupados bajo la empresa escénica Verteatro, SL.

"Vamos a disfrutar de todo lo que aportan las nuevas tecnologías", dice Pedro Larrañaga

Cuando se cerró el teatro se representaba con éxito Visto o no visto, del dúo de humoristas formado por Faemino y Cansado. Han pasado casi siete años y a partir de mañana los mismos humoristas vuelven a este teatro con un espectáculo que en esta ocasión se llama Cuanto más viejos más pellejos, seguramente por aquello de que el tiempo no pasa en balde.

El Maravillas, por donde han pasado Sarah Bernhardt, Rosario Pino y Alfredo Halcón, entre otros, se derribó en septiembre de 2002 y los propietarios, los miembros de la familia García Ramos, decidieron construir un hotel y un teatro en la planta baja.

El nuevo Maravillas tiene 400 butacas (el anterior 650) y se ha invertido el sentido espacial: ahora el escenario se sitúa donde antes estaba el vestíbulo y queda la puerta de entrada en la esquina de Malasaña con San Andrés. "Vamos a disfrutar de la fusión de todo lo bueno que aportan las actuales tecnologías y de toda la historia que estas nuevas paredes no han dejado escapar", comenta Pedro Larrañaga quien se siente orgulloso del peine motorizado, los telones metálicos y las nuevas tecnologías de este espacio.

Verteatro lleva 18 años montando espectáculos de muy diversa índole y ahora asume el reto de tener un espacio no sólo para exhibir sus propias producciones, sino también otras con las que sienta afinidad: "A partir de ahora las puertas de este nuevo Maravillas están abiertas a quienes quieran ofrecernos su manera de hacer teatro: productores, actores, autores, músicos... Todos los que utilicen este medio de expresión y nos tengan en cuenta serán siempre bien recibidos", dice Pedro Larrañaga, que será el director del Maravillas.

"Pretendemos hacer el mejor teatro que nos sea posible, en el que queremos que tengan cabida autores españoles contemporáneos, grandes textos del teatro internacional y profesionales de primera fila junto a otros jóvenes que se abren camino en nuestro oficio", añade Larrañaga.

Tras las representaciones de Faemino y Cansado, que permanecerán hasta el 6 de noviembre, se programará el espectáculo Hijos de mamá, obra de Jordi Sánchez y Pep Antón Gómez, dos jóvenes dramaturgos firmemente consolidados en el panorama teatral español de los últimos años. Sánchez ha escrito obras como Krampack o Excusas, ambas grandes triunfos de crítica y público.

En este caso, como acostumbran estos creadores, está presente la comedia, pero también el misterio y el suspense. Una comedia de equívocos que termina sumergiendo a los espectadores en una divertida intriga protagonizada por dos populares de la escena: Quique San Francisco y Jorge Sanz.

Hijos de mamá permanecerá del 11 de noviembre al 8 de enero y en programación alternativa el Maravillas ofrecerá, del 27 de noviembre al 8 de enero, el espectáculo Los amigos de no somos nadie, con el que se pretende seguir una tradición de la zona de Maravillas, como son las actuaciones de cómicos y espectáculos de café teatro. El proyecto, que está apadrinado por M80 Radio a través de su programa No somos nadie, dirigido por Pablo Motos (El club de la comedia, Cincohombres.com y Cincomujeres.com) va a consistir en 12 actuaciones. Participarán en ellas Pablo Motos y su equipo, Luis Piedrahita con Esas pequeñas cosas; Pedro Reyes con El cielo es infinito, pero un poco estrecho; Joaquín Reyes, Ernesto Sevilla y Flypy con su personal show y Don Mauro, Ángel Martín, y Ricardo Castella con Tres monologuistas y un piano.

El año se iniciará con un espectáculo de alta cultura que estará en el Maravillas del 12 de enero al 19 de marzo: Wit, de Margaret Edson, con puesta en escena de Lluis Pasqual y protagonizado por Rosa María Sardá y Fernando Guillén. "Un retrato del dolor personificado por una mujer que tan sólo ha volcado su pasión en los libros dejando pasar el resto de oportunidades que la vida le ha ofrecido", señala Pasqual de esta obra, con la que su autora ganó el Pulitzer en 1999 y con la que el director cinematográfico Fernando Trueba se estrena como productor teatral.

También se programará en este teatro, aunque sin fechas confirmadas, Oscar o la felicidad de existir, de Eric-Emmanuel Schmit.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de noviembre de 2005