Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Elena Anaya protagoniza la versión teatral de 'La strada'

La obra, titulada 'Gelsomina', recrea la película de Federico Fellini

Por primera vez desde su estreno hace 51 años, la película de Federico Fellini La strada ha sido adaptada al teatro bajo el título Gelsomina. Y la escogida para interpretar a ese inolvidable personaje que encarnó Giulietta Masina en el filme ha sido la española Elena Anaya. Gelsomina, adaptada por Gene Walsh y dirigida por su hija Aeysha, se presentó el domingo y ayer en el Museo Guggenheim de Nueva York.

Arropada por actores tan célebres como Billy Zane (Titanic) en el papel de Zampano -el áspero personaje al que dio vida el actor Anthony Quinn en la película y que maltrata a Gelsomina en el circo La Giraffa- o Rupert Graves como El Loco, Elena Anaya revivió la trágica existencia de la tierna Gelsomina dentro de la serie Works and Process, que el Museo Guggenheim le dedica a trabajos en proceso de desarrollo.

"Apenas habíamos ensayado y la obra aún se está construyendo, pero es un proyecto que me entusiasma. Me emocioné muchísimo cuando me lo propusieron y no me lo pensé", explicaba tras la función la actriz española. Elena Anaya regresa a un escenario teatral tras ocho años concentrada en el cine y recita en inglés, un idioma en el que se mueve con facilidad tras múltiples incursiones en producciones estadounidenses y británicas.

Para Aeysha Walsh, que comenzó a desarrollar el proyecto hace cinco años bajo los auspicios de Anthony Quinn mientras era una estudiante en el Actor's Studio, encontrar a Gelsomina ha sido un reto. "He tardado años en dar con ella. Lo primero que vi de Elena fueron sus ojos en una foto. Después visioné sus películas y me convencí de que sólo ella podría interpretarla. Tiene una expresividad única", aseguraba el domingo la directora.

Conseguir los derechos para adaptar la obra tampoco ha sido fácil puesto que durante años estuvieron en manos de Lionel Bart, un compositor de Broadway que convirtió la película en musical en 1969, aunque duró un solo día en la cartelera neoyorquina.

Culpa y responsabilidad

"Nunca leí aquel libreto. Este proyecto me lo pidió mi hija y lo que he intentado ha sido acercar a una audiencia diferente una historia universal", asegura Gene Walsh. "Porque La strada de Federico Fellini", añade, "es, en el fondo, la historia de un hombre, Zampano, que tras la muerte de Gelsomina reconoce sus responsabilidades y se da cuenta de cuál es su verdadera esencia, y eso es un proceso doloroso".

"Creo que la situación política que atraviesa Estados Unidos está muy relacionada con la necesidad de que se reconozcan culpas y responsabilidades, así que es un buen momento para que los estadounidenses escuchen esta historia", continúa Gene Walsh, quien tras esta presentación del espectáculo en Nueva York espera conseguir los fondos necesarios para poder comenzar una gira y pulir la producción.

La troupe, que cuenta también con el trabajo de la española Queyi Nozal haciendo la música en directo, tiene miras ambiciosas. Por un lado, esperan poder presentar la obra en las diversas sedes del Guggenheim, incluida la de Bilbao. "Pero otra posibilidad es convertir la obra en un circo ambulante en México", explicaba Aeysha. "Cuando Fellini le propuso a Anthony Quinn el papel de Zampano, el actor le sugirió que situaran la película en ese país, donde aún existe una gran tradición circense, pero Fellini se negó. A mí me gustaría hacer realidad ese deseo" .

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de noviembre de 2005