Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SIGNOS

Camilo de Ory gana el Emilio Prados

El joven poeta se alza con el galardón que concede el Centro Cultural del 27 de Málaga

El poeta Camilo de Ory ha ganado el Premio Emilio Prados con Lugares comunes. Este galardón lo concede el Centro Cultural del 27 de Málaga. Entrevista a la poeta cordobesa Juana Castro. La biografía de Alfonso Grosso recientemente publicada por la Fundación José Manuel Lara recuerda los años oscuros de la dictadura franquista en Sevilla.

"Cuando era jovencito, me echaron de un instituto llamado Emilio Prados". El protagonista de la expulsión disciplinaria, el poeta Camilo de Ory (Segovia, 1970), dribló ayer al destino y se alzó con el VI Premio de Poesía Emilio Prados, concedido por el Centro Cultural del 27 de la Diputación de Málaga para autores menores de 35 años y dotado con 6.010 euros.

"De Ory posee una mirada implícita, abrasiva y sobre todo abrasadora", definió el presidente del jurado, el poeta Francisco Brines. "Es un homenaje íntimo sobre la existencia doméstica de un paseante en una ciudad que muestra un cierto desencanto", explicó Brines acerca de la obra premiada Lugares comunes. Compuesta por 27 poemas breves, el poemario surgió a raíz de unos versos "bastante añejos, y el resto salió bastante deprisa", explicó el también articulista de prensa.

De Ory, con camiseta a rayas, aire de músico rock despistado, y emparentado con el autor gaditano Carlos Edmundo de Ory, respondió al fallo del jurado con una lectura de sus versos premiados. Lo hizo de manera precipitada, nervioso y un tanto descreído tras el galardón: "Los poemas nacieron del entorno inmediato, pero creo que no es un poemario retrospectivo", apuntó. De Ory es el primer poeta afincado en Málaga que recibe el galardón.

"Te quiero entre las ruinas y el aire acochinado, / no en otro lugar; / no luciendo la seda, sí cubierta con trapos, / siempre peor que yo", escribió el poeta,quien celebró a Gil de Biedma como primera influencia de su verso y confesó sentirse "desencantado". El presidente del jurado acudió raudo al rescate: "Es inevitable estar un poco desencantado al ser joven, porque los jóvenes aún tienen ilusión por todo y se desencantan". Para Brines, el poemario es el libro "más compacto y coherente de los presentados".

El poeta, que obtuvo el premio de narrativa Ciudad de Málaga y el de periodismo Ateneo-Universidad, confesó con pericia tener un amplio abanico de autores de cabecera: "La influencia de la Generación del 27 es inevitable, pero soy muy desordenado en cuanto a mis preferencias. Los aquí presentes y alguno más", dijo ante la sonrisa sin impostura del jurado.

Respecto a la polémica suscitada por los recientes premios de novela Planeta y Ciudad de Torrevieja, el poeta respondió cáustico: "Lo veo divertido partiendo de la base de que cada año no puede salir una novela que valga cien millones". Manuel Borrás, editor de Pre-Textos y que lanzará la obra, opinó por su parte: "En esta eterna polémica hay que juzgar la buena literatura y denunciar el gato por liebre para garantizar la solvencia intelectual de los que la merecen. Que se remitan a los resultados", exhortó.

Brines dijo, por su parte, que es necesario "distinguir entre ciertos premios de novela y los premios de poesía". "En los de poesía puede haber una contradicción entre los miembros del jurado por los gustos personales, pero no entra lo comercial para nada, y en algunos de novela sí está muy presente", señaló el poeta, que añadió que "la polémica desatada se podía haber producido antes", afirmó.

En la última edición, el galardón recayó en el poeta Andrés Navarro, quien sucedió a Josep María Rodríguez, ganador en la edición de 2003.

"Pendiente de tus labios me comparo, / abrazado a tu carne, manos, garfio, / plata de ley, no irritaré tu piel, / eres mi pez, yo anzuelo, ve tirando, / Fortuna, del sedal", escribió De Ory en 2000 en su poema Piercing.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de octubre de 2005