Almería mantuvo el contrato con una empresa en quiebra para un aparcamiento

El Ayuntamiento de Almería no rescindió el contrato con una de las empresas que integraban la Unión Temporal de Empresas (UTE) en la construcción del aparcamiento subterráneo de Obispo Orberá, en pleno centro de Almería y en obras desde noviembre de 2001. De la UTE integrada por Construaran y Gestvivienda se excluyó finalmente esta última en febrero de 2003. Gestvivienda renunció a los derechos y responsabilidades sobre la UTE y, por extensión, sobre el aparcamiento a cuya explotación hubiera tenido derecho por un período de 50 años.

El Ayuntamiento de Almería no rescindió el contrato inicial firmado con la UTE, pese a que el pliego de condiciones de la concesión deja claro que la desaparición de una de las empresas es motivo suficiente. Un auto del Juzgado de Primera Instancia de Almería dejó patente la semana pasada la insolvencia de Gestvivienda. De este modo, el Ayuntamiento se verá obligado a rescindir el contrato actual de obras y explotación.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS