Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tibau combina ternura y humor en 'Postres de músic'

El escritor Jesús María Tibau (Barcelona, 1964) ganó el premio de narrativa Marian Vayreda 2005 -dotado con 8.500 euros y otorgado por la Diputación de Girona y el Ayuntamiento de Olot- con un volumen de cuentos que la editorial Empúries publica ahora bajo el título Postres de músic. El libro recoge 49 relatos breves, narrados en su mayoría por personajes variopintos que hablan en primera persona. Los temas son muy dispares y comprenden desde la nostalgia por la niñez perdida a las tribulaciones brossianas de la letra A.

"Son cuentos escritos durante cuatro años, entre el 2001 y el 2004. Algunos sólo pretenden divertir. Uno de los motivos que más se repiten en el libro es el paso del tiempo y cómo nos afecta. Para escribirlos parto de cosas muy sencillas y cotidianas. Me puedo inspirar tanto en una botella de cava, como en un hombre que pasea por la calle con dos cartones bajo el brazo", dijo el autor en la presentación de Postres de músic. "Mis personajes son casi siempre perdedores, aunque me gusta acabar los cuentos con alguna palabra optimista".

La obra concluye con un curioso epílogo en el que se da más información sobre los protagonistas de los cuentos. "Los relatos se suelen leer de una forma muy rápida. Por eso creí necesario un recordatorio final, como cuando te despides de una persona y te giras para verla por última vez". Como sentimiento recurrente, que da además cierta unidad al libro: la ternura. "Así soy yo. Si empiezo a escribir un cuento sobre un vampiro que se está sacando el carnet de conducir, al final me saldrá la ternura". Un lenguaje rico, reminiscencia de su antigua afición a la poesía, y numeresos giros humorísticos completan los rasgos estilísticos del volumen.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 24 de octubre de 2005