OPINIÓN DEL LECTORCartas al director
i

Sequía y despilfarro

Me han sorprendido las últimas declaraciones del alcalde de Málaga, señor De la Torre, diciendo que estaba preocupado por la sequía, y a continuación recitaba una serie de medidas que iba a poner en marcha el Ayuntamiento, entre ellas, fomentar en las comunidades de vecinos la individualización de los contadores de agua, incluso decía que el gasto de los contadores correría por cuenta de Emasa.

La realidad es bien distinta, qué le vamos a hacer, los hechos son tozudos. Soy vecino de la urbanización Vistamar (Pedregalejo) y desde hace ya varios años estamos intentando infructuosamente que se nos pongan contadores individuales, después de infinidad de reuniones con Emasa, de habernos gastado más de 180.000 euros en arreglos que nos exigía la compañía de aguas para recibir en condiciones óptimas las instalaciones, de costearnos nosotros los contadores.... Pues bien, después incluso de haber firmado la comunidad un convenio con el Ayuntamiento sobre este asunto, y de una y mil promesas que nos han hecho, nos comentan que quizá deberíamos también cambiar la red de saneamiento, costeándolo, por supuesto, también nosotros.

La situación de despilfarro de agua en la comunidad es total, ya que además de tres piscinas comunitarias hay dos vecinos que se han construido ilegalmente su propia piscina privada en el jardín de su casa, sin autorización ni permiso de nadie. Como sólo hay un contador para toda la comunidad, los gastos los pagamos entre todos, gaste la que gaste cada uno. Por cierto, el 50% del gasto del presupuesto corresponde al agua, que serían más de 89.000 euros al año.

La indefensión en la que estamos es total. El Ayuntamiento está para ayudar a los vecinos, pero es que encima aquí ocurre todo lo contrario, somos los vecinos los que nos hacemos cargo del coste de las obras y de su realización. Las calles de la urbanización están abandonadas, la limpieza deja mucho que desear y la Policía Local no aparece ni por asomo. Es lamentable que el alcalde de la ciudad, que fue miembro de esta comunidad, incluso asistió a alguna reunión de vecinos antes de ser elegido alcalde, nos tenga en este abandono absoluto.

Ahora tiene la oportunidad de cumplir lo que dice, de desbloquear esta situación, porque se puede engañar a muchos durante un tiempo, a algunos durante mucho tiempo, pero no a todos durante todo el tiempo. Por cierto, de los contadores no se preocupe, ya corren (como el agua) de nuestra cuenta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 23 de octubre de 2005.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50