Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Ibermática integra a Softec

La comprada es socia de compañías como Microsoft y HP

Ibermática lleva un año degustando buenos platos. Si en julio se comió a Eagle Informática, esta semana ha anunciado la integración de Softec, que incorpora 320 empleados a los 1.600 que tiene, y 32 millones de ventas a los 122 de la compradora en 2004.

Ibermática, la empresa que dirige el ex consejero de Hacienda del Gobierno vasco, José Luis Larrea, y cuyo capital está mayoritariamente en manos de la caja de ahorros guipuzcoana, la Kutxa, figuraba entre las 10 primeras del sector. Está especializada en consultoría de tecnologías de la información, en diseño y desarrollo de proyectos de integración de sistemas, y en externalización de servicios.

Ibermática pasa del décimo al quinto puesto en el sector de tecnologías de la información y se acercará en 2006 a unas ventas de 200 millones

La empresa resultante quiere seguir con el proceso de adquisiciones en Madrid y Barcelona para entrar de lleno en Andalucía y Galicia

Softec trabaja más el producto concreto, es el principal agente de comercialización y de servicios del norte de España de Microsoft y Hewlett Packard y está especializada en proporcionar a sus clientes todo lo que necesitan para gestionar su información, desde el hardware, la maquinaria, hasta el software, las aplicaciones concretas.

La operación de compra, que se cerrará antes de final de año, ha sido posible tras valorar ambas compañías que la incorporación supone una clara ventaja competitiva, al reforzar su posición mercado con una importante capacidad de crecimiento.

Lo cierto es que Ibermática ha dado un salto de cinco puestos entres las mejores, según fuentes del sector, consolidándose en el quinto puesto. Sin embargo, fuentes de las dos empresas subrayan que no han llegado todavía a la dimensión deseada.

Tal es así que no van a dedicar 2006 para hacer la digestión de las dos compras de 2005, sino que quieren adquirir nuevas firmas en Cataluña y Madrid, para dar en condiciones el salto a aquellas comunidades en las que no tenían presencia, como Andalucía y Galicia.

Con Eagle y Softec, Ibermática está en disposición de ofrecer cerca de 2.000 profesionales, y podría acercarse en 2006 a los 200 millones de facturación, además de multiplicar sus perspectivas de crecimiento en futuros ejercicios. Los inicios de esta firma están en 1973. Ese año la ya extinta Caja de Ahorros Municipal de San Sebastián y la Compañía Telefónica Nacional de España, a través de su filial Entel, decidieron crear una compañía que ofreciera servicios informáticos a un mercado, por aquel entonces, todavía incipiente.

Ibermática tiene un capital social de 27,68 millones de euros. Los principales accionistas son Kutxa, con el 41,73%; la Caja Vital, el Banco Guipuzcoano, el Grupo ONCE y el Grupo Caja Navarra, con el 11,20% cada uno; la Caja Círculo de Burgos, con el 6,52%; la Caja Guadalajara, con el 3,86%, y la Caja Jaén, con el 1,19%. En Softec la mayoría de las acciones están en manos de sus directivos.

El presidente de Softec, Jesús Ángel Bravo, definió la integración como un proceso de encaje en una estructura mayor a la que "completamos". Explica que la nueva organización resultante está en disposición de atender cualquier demanda en materia de gestión de la información que le plantee cualquier empresa, en cualquier punto de España, debido a su extensa red.

Cita de invierno

"A veces no se puede dejar pasar el tren", desacribió ayer el presidente del Softec, refiriéndose a la integración en Ibermática. Los rectores de esta segunda empresa, ubicada en San Sebastián, visitaron en diciembre pasado a los de Softec para plantearles su proyecto de futuro.

Habían decidido que iban a entrar directamente en el segmento que explotaba Softec, dentro del mundo de las tecnologías de la información, y había dos opciones: que esa división la formaran los profesionales de Softec despuésde un proceso de integración, o bien crear ese área desde cero.

Las relaciones entre ambos eran buenas y la compra fue tomando cuerpo como una decisión acertada para seguir siendo competitivos y seguir creciendo en un sector que se estaba reorganizando.

Las grande firmas de telecomunicaciones llevan cinco años comprando a ese tipo de sociedades, que como Softec, son capaces de resolver los problemas de gestión de la información que tienen todas las organizaciones. Telefónica ha creado Telefónica Sistemas, T-System es parte del principal operador aleman de telefonía, y British Telecom ha comprado a la española Dinsa, una empresa competidora de Softec que antes dependía de Banesto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 23 de octubre de 2005

Más información