La familia de un joven muerto en accidente laboral pide 250.000 euros de indemnización

La familia de un chico de 15 años, que murió en 2003 cuando conducía la carretilla elevadora de una empresa, ha presentado una demanda civil en la que reclama 250.000 euros al empresario y al Ayuntamiento de Villaverde del Río (Sevilla), titular del vivero de empresas donde ocurrió la muerte. El accidente tuvo lugar a las 9.20 del 25 de agosto de 2003, cuando el joven conducía una carretilla elevadora cargada con placas de mármol y en un giro brusco perdió el control y quedó sepultado bajo el aparato.

El caso fue archivado por la vía penal porque la Inspección de Trabajo certificó que el joven no trabajaba en la empresa y también se descartó un presunto intento de robo. Fuentes del caso dijeron que, en su demanda civil, la familia considera que el propietario de la empresa incurrió en una "culpa o negligencia" por falta de seguridad, ya que la nave era de fácil acceso, carecía de medidas de seguridad y se sabía que el joven fallecido acudía allí con regularidad, dada su buena relación con el dueño.

La maquinaria, según la demanda de la familia, se encontraba "al alcance de cualquiera" que penetrase en las instalaciones. La denuncia se amplía contra el Ayuntamiento y la empresa municipal que gestionaba el vivero de empresas donde ocurrió el accidente, ya que tenían un papel de "tutor del empresario y garante de una serie de medidas de seguridad" que debían reunir las instalaciones.

La demanda reclama una indemnización para los padres del fallecido y para cada uno de sus dos hermanos, en una cuantía próxima a los 250.000 euros, según las fuentes. El menor falleció al volcar sobre él la carretilla elevadora que conducía, sin que los servicios sanitarios que acudieron al lugar del accidente pudieran hacer nada por salvar su vida.

El sindicato UGT anunció entonces que estaba investigando una posible contratación ilegal de menores, que fue rechazada posteriormente por la Inspección de Trabajo, y también se descartó cualquier intento de robo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS