Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La grúa retira de noche 40 coches en venta aparcados en la avenida de Oporto y la calle de Alcalá

El Ayuntamiento movilizó anoche unas 26 grúas para retirar por sorpresa 40 coches que llevaban meses aparcados, con el cartel de se vende, a la altura del número 81 de la avenida de Oporto (Carabanchel) y en la calle de Alcalá, en el tramo comprendido entre Ventas y la calle de Arturo Soria.

La primera operación tuvo lugar en la avenida de Oporto, donde las grúas retiraron 26 vehículos. Posteriormente, éstas se dirigieron a la calle de Alcalá, donde retiraron entre 10 y 14 coches, según fuentes del Ayuntamiento de Madrid. Ésta es la primera vez que se aplica el artículo 61 de la nueva ordenanza de circulación, que prevé la retirada de un vehículo cuando "permanezca estacionado en la vía pública para su venta o alquiler, o con fines publicitarios".

La ordenanza, que fue aprobada el pasado septiembre y entró en vigor ayer, autoriza también a llevarse los coches desde los cuales se estén realizando "actividades ilícitas, tales como venta ambulante no autorizada", y aquellas "caravanas, autocaravanas o similares que se pretendan utilizar como lugar habitable con cierta vocación de permanencia".

"Pretendemos que esta actuación en la avenida de Oporto sea ejemplar", afirmó el concejal de Seguridad y Servicios a la comunidad, Pedro Calvo. "Los vecinos están hasta las narices de no poder usar las plazas de aparcamiento a las que tienen derecho".

Hace dos meses, los vecinos de la avenida de Oporto denunciaron una situación que ha ido agravándose en los últimos cinco años: cerca de 250 vehículos en venta permanecen durante semanas o meses estacionados a la espera de comprador. Los habitantes del barrio -que, desesperados, han llegado a pinchar las ruedas de los coches o a romper algún espejo retrovisor- afirman que los vehículos pertenecen a un pequeño grupo de personas que los vende o alquila a inmigrantes.

Según los cálculos de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam), en Madrid hay un millar de vehículos en esta situación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 19 de octubre de 2005