Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El G-20 pide reformas en el sistema de voto en el FMI

El G-20, grupo formado por los países más ricos del mundo y otros en desarrollo, coincidieron ayer en la necesidad de reformar el sistema de representación de los miembros del Fondo Monetario Internacional (FMI). El G-20 clausuró su séptima reunión celebrada en Xianghe (China) durante el fin de semana. Las economías asiáticas buscan un mayor peso en el FMI, objetivo reflejado en el documento final de la reunión.

El rápido desarrollo de algunas economías, como la china, y la integración de los países industrializados deben verse reflejados "en las cuotas y en la representación" del FMI y del Banco Mundial, una reforma que deberá progresar en la próxima reunión de ambas instituciones en Singapur (septiembre de 2006). "Hay un consenso general en una cuestión de legitimidad de la institución y es una necesidad que se debe afrontar en un futuro", señaló Rodrigo Rato, director gerente del FMI, antes de finalizar la reunión.

Libre comercio

El G-20 reúne a los siete países más industrializados del mundo (Estados Unidos, Canadá, Alemania, Francia, Italia, Reino Unido y Japón) y a los más importantes en vías de desarrollo (Argentina, Australia, Brasil, China, India, Indonesia, México, Corea del Sur, Rusia, Arabia Saudí, Suráfrica y Turquía), además de la presidencia de la UE. El comunicado final arremete contra el proteccionismo y clama por la liberalización comercial.

El presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, aseguró tras el encuentro que en 2006 la inflación en la zona euro puede sobrepasar el 2% fijado como límite.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 17 de octubre de 2005