Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Brendel toca a sus autores favoritos

El pianista inicia una gira por España en la que tocará a Mozart, Schumann y Beethoven

El pianista Alfred Brendel, el músico que ha hecho de la fidelidad a la partitura y el respeto a los compositores el objetivo de sus más de 50 años de carrera, iniciará el próximo 12 de octubre en Bilbao una gira por España en la que también tocará en Valencia, Madrid y Barcelona. Los programas previstos están compuestos por obras de Mozart, Schumann, Schubert, Haydn y Beethoven. Brendel, asiduo de las temporadas de música clásica de Barcelona y Madrid, no visita Bilbao desde hace 16 años.

Alfred Brendel regresa a España tras la visita que realizó el pasado mes de junio, cuando tocó en el Palacio de Carlos V, dentro del Festival de Música y Danza de Granada, un programa similar al que ofrecerá en esta ocasión. Los cuatro conciertos forman parte de los cerca de 80 recitales que el pianista, de 74 años, ofrece cada temporada.

Tras iniciar la gira en Bilbao (el próximo 12 de octubre, en el Palacio Euskalduna), Brendel visitará Valencia (16 de octubre, Palau de la Música), Madrid (18 de octubre, Auditorio Nacional) y Barcelona (20 de octubre, Palau de la Música Catalana).

El núcleo común del programa de los cuatro conciertos de la gira española será las Variaciones sobre un minueto, de Mozart; la Kreisleriana, de Robert Schumann -dedicada por su autor a Chopin y compuesta en sólo cuatro días-

y una selección de los Momentos musicales, de Schubert. En los conciertos de Bilbao y Madrid finalizará con la Sonata número 15, Pastoral, de Beethoven, mientras que en Valencia y Barcelona tocará la Sonata en do mayor, de Haydn.

Brendel nació en Weinsenberg, una localidad de Moravia, que hoy pertenece a la República Checa. Sus comienzos no se parecen a otros pianistas que han logrado alcanzar la primera fila internacional: ni escuchó música clásica en el ambiente familiar ni fue un niño prodigio. Sus primeras lecciones de piano las recibió con seis años en Zagreb y, posteriormente, cursó sus estudios de piano en Graz. Pero Brendel defiende que escuchar a otros músicos, y a sí mismo, utilizando rudimentarios aparatos de grabación, fue más importante para su aprendizaje que las lecciones recibidas de sus profesores. Comenzó a tocar en público a los 17 años, y poco después comenzó a grabar.

El pianista confiesa que Schumann es uno de los compositores de los que más ha aprendido, pero su carrera está directamente vinculada a la música de Beethoven. En los años sesenta se convirtió en el primer pianista que grabó la integral de Beethoven para piano. También ha grabado todos los conciertos para piano de Mozart, pero su discografía no se ha limitado a compositores concretos. Su repertorio abarca desde Bach, Haydn y Weber a Schumann, Liszt, Mussorgsky y Schönberg. Brendel defiende la máxima fidelidad a la partitura. El pianista se siente perteneciente a la tradición que entiende que una obra maestra dice al intérprete qué debe hacer y rechaza que los músicos quieran corregir la voluntad del compositor.

Además de un músico profundo y perfeccionista, Brendel es un hombre de rica personalidad, interesado por el arte y la literatura, con un gran sentido del humor, coleccionista de gazapos periodísticos, autor de dos libros que recogen sus artículos y las conferencias que ha impartido, y de una publicación de poesía. La escritura ha ganado espacio en la vida de Brendel en los últimos años, en los que ha tocado por todo el mundo acompañado al violonchelo por su hijo Adrian, hasta el punto que ha reconocido que lleva "una doble vida" de músico y escritor.

Brendel asegura que seguirá escribiendo y también tocando el piano mientras se sienta bien físicamente. Hacerse viejo, ha dicho, comporta el riesgo de no funcionar siempre bien, pero también tiene la impresión de que algunas veces puede tocar "un poco mejor" que al comienzo de su carrera. "Y eso ayuda a soportarlo todo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 9 de octubre de 2005