Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rijkaard prescinde de Xavi ante el Zaragoza y convoca a Messi

El día que Frank Rijkaard cumplía 43 años, el entrenador del Barcelona prescindió de los servicios de Xavi, que hubiera cumplido 300 partidos defendiendo la zamarra azulgrana de haber jugado hoy contra el Zaragoza. La decisión del técnico holandés atiende a la política de rotaciones con la que pretende "mantener frescos a los jugadores". Dado que hace sólo una semana fueron Ronaldinho y Deco los afectados y que el martes pasado les tocó a Giuly y Edmilson perderse el partido de la Liga de Campeones contra el Udinese, la ausencia de Xavi ya no genera mayor debate, entre otras cosas porque Rijkaard ha convertido en habitual prescindir de intocables y además ayer convocó a Messi.

El hispano-argentino, que ya tiene pasaporte español, entró por vez primera en la lista de convocados para un partido de Liga, según Rijkaard, porque "el club tiene garantía plena a nivel legal para que pueda ser alineado". Eso le han comunicado al técnico en los despachos de la entidad, pero la posibilidad de que hoy juegue contra el Zaragoza mantiene a Messi en epicentro de un debate legal.

Vetada hasta ahora su alineación en la competición nacional, el Barcelona da por hecho que, tras jurar la Constitución el pasado lunes y obtener el pasaporte español, su alineación no genera ningún problema legal. Es español por ley, tras llevar cinco años residiendo en España, y la federación española conviene con el Barcelona que no hay impedimento alguno para que el jugador pueda ser alineado con ficha de juvenil en un partido de primera. Pero el hecho de que el acuerdo firmado por el delantero con el Barça tenga a efectos mercantiles carácter profesional, motiva que su alineación esta noche sea puesta en duda.

No es el caso de la federación española, que, por boca de uno de sus portavoces, considera "legal la alineación de Messi, por cuanto los documentos recibidos acreditan que le ha sido concedida la nacionalidad española". Y "en tanto el Barça no incumpla la ley, que es la misma para todos, no tiene que temer que el Zaragoza impugne el partido si decide alinear a Messi", aseguró ayer Jerónimo Suárez, su director general.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 1 de octubre de 2005