_
_
_
_

200 estudiantes de Canals exigen el instituto que les prometió Camps

El presidente dijo que en verano habría terrenos para el nuevo centro

Cerca de 200 estudiantes del instituto Francesc Gil de Canals (La Costera) se manifestaron ayer para pedir a las administraciones local y autonómica agilidad para la construcción del centro que debe sustituir al actual, en muy mal estado. En marzo, durante una visita a la comarca, el presidente del Consell, Francisco Camps, prometió que en verano ya habría terrenos donde levantar el nuevo centro.

Alrededor de dos centenares de estudiantes recorrieron las calles desde el instituto hasta el Ayuntamiento y se entrevistaron con el alcalde de la ciudad, el independiente Pascual Durà (Gent de Canals), quien les informó de las gestiones realizadas hasta ahora. El pasado mes de marzo el presidente de la Generalitat visitó la localidad vecina de L'Alcúdia y allí, tanto alumnos como padres del Francesc Gil, le comunicaron a Camps la situación ruinosa en la que se encontraba el centro de estudio, por lo que le pidieron un nuevo instituto. Ante esta situación, el jefe del Consell prometió: "Antes del verano podrán pisar el suelo donde se levantará el nuevo instituto". Esa promesa todavía no se ha hecho realidad.

Para la construcción del nuevo centro debe ser el Ayuntamiento quien ceda los terrenos, pero los problemas burocráticos han demorado los términos iniciales. Así, según el Ayuntamiento, se han enviado distintos estudios de impacto ambiental que han sido rechazados por la consejería, pero el último, realizado por la Universidad Politécnica de Valencia, ya ha sido aceptado. Según explicó Durá a los alumnos y a los padres, "el siguiente paso que se debe realizar es la aprobación del Plan Especial de Reserva de Suelo Dotacional de Uso Escolar que debe realizar la Consejería de Territorio".

El alcalde afirma que "el Ayuntamiento está a la espera de que se siga avanzando en los trámites necesarios" pero añade que está habiendo poca agilidad. El propio Durá también ha señalado que en los próximos presupuestos municipales ya se contempla una partida para la adquisición de los terrenos si es aprobado el plan el próximo curso.

Por su parte, los padres de los alumnos han dado su apoyo a las protestas y piden a las administraciones que no retrasen indefinidamente la construcción del centro. También propusieron que, si el problema es la adquisición de unos terrenos concretos, busquen otros alternativos. A pesar de que en el centro actual se han realizado actuaciones de acondicionamiento como la remodelación de la terraza, el aulario y el gimnasio y la renovación de red eléctrica e instalación de nuevos radiadores, "todavía no se reúnen las condiciones necesarias como centro de enseñanza" ya que falta la reparación del perímetro exterior y las pistas deportivas mientras que tampoco funciona bien la calefacción. Por ello, exigen que se acabe la espera porque "las obras son una solución transitoria mientras se construye el nuevo centro".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_