AJEDREZ | Mundial de Argentina

Judith, contra siete magníficos

Retirado Gari Kaspárov, y terminada una época en la que el ajedrez fue mucho más allá de las fronteras del deporte, se necesita un nuevo rey. Los ocho candidatos disputan desde anoche una Liga Mundial a doble vuelta en San Luis (Argentina) con dos favoritos residentes en España, el indio Viswanathan Anand y el búlgaro Véselin Topálov. Pero un segundo foco está centrado en la húngara Judit Polgar, la única mujer, que sigue subiendo y ya es la 7ª del mundo.

"He dado especial importancia a mi preparación física, además de prepararme concienzudamente contra cada uno de mis siete rivales, con blancas y con negras. Va a ser un reto durísimo, para el cuerpo y para la mente. Pero estoy muy ilusionada", manifestó Polgar, de 29 años, y estilo muy combativo, poco antes de viajar a San Luis. Su retorno a la arena del boxeo mental tras un año inactiva por maternidad ha sido muy brillante: reapareció en enero en Wijk aan Zee (Holanda), donde sólo la superaron su compatriota Peter Leko (3º del mundo), Anand y Topálov; y volvió a asombrar cinco meses después en Sofía, donde terminó 3ª, tras Topálov y Anand. Y ella advierte: "No tengo la sensación de haber alcanzado mi techo".

Esa frase sonaría convencional si la dijese un ajedrecista de la misma edad y categoría, pero dicha por una mujer es revolucionaria: hasta la irrupción de las tres hermanas Polgar, a finales de los ochenta, nunca hubo más de una mujer entre los 500 mejores del mundo. Y ahora sólo hay cuatro: Judit, su hermana Susan, la china Xie Jun y la india Humpy Koneru. Tras presiones del Defensor del Pueblo y de varios políticos, la Federación Española abolió los torneos femeninos hace cuatro años, pero los ha vuelto a implantar porque esa medida desmotivó a muchas jugadoras: es más estimulante luchar por ser campeona de España que por quedar la 35ª (primera mujer), por ejemplo, en un campeonato con hombres.

En San Luis sólo falta el ruso Vladímir Krámnik, campeón oficioso desde que destronó a Kaspárov, en 2000. Pero sus últimos resultados son malos, y casi nadie le va a reconocer como verdadero campeón tras este Mundial de Argentina. Kaspárov ha desanimado a quienes buscan dar el golpe en las apuestas por Internet: "Hay un 95% de probabilidades de que el nuevo campeón sea Anand, Topálov o Leko". Ciertamente, a los demás, al ruso Svídler (29 años), al británico Adams (33) y al uzbeko Kasimyánov (25), les falta algo. Anand (35), residente en Collado Mediano (Madrid), y Topálov (30), vecino de Salamanca, comparten desde julio el primer puesto del escalafón, y son además bendecidos por los aficionados, por su estilo creativo. Leko (26) ganó en agresividad y combatividad desde que dejó de ser vegetariano estricto, y es quizá el más fino de los tres, pero el menos brillante. Sin embargo, todo el mundo mirará de reojo a Polgar, porque si termina entre los cinco primeros habrá que darle la razón: su techo está aún por determinar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 28 de septiembre de 2005.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50