Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pérez Llorca cuestiona en Cádiz "algunas reformas estatutarias"

El Ayuntamiento de San Fernando galardona a los ponentes de la Constitución de 1978

El jurista y diplomático José Pedro Pérez Llorca desveló ayer la "gran inquietud" que "embarga" a los ponentes de la Constitución de 1978 ante el debate territorial abierto en España y el objetivo que, a su juicio, persiguen las reformas de los Estatutos de determinadas comunidades autónomas. "Alguna o algunas reformas estatutarias en preparación pudieran acabar en un proceso constituyente encubierto que implicara una mutación real del sistema constitucional al margen del procedimiento establecido", alertó Pérez Llorca.

Pérez Llorca pronunció su discurso en nombre de los siete padres de la Carta Magna vigente tras ser homenajeados en San Fernando (Cádiz). El alcalde de esta localidad, el andalucista Manuel María de Bernardo, entregó a Pérez Llorca, Jordi Solé y Gabriel Cisneros -excusaron su asistencia Manuel Fraga, Miguel Roca, Gregorio Peces Barba y Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón- el II Premio Cortes de la Real Isla de León 1810 a los valores constitucionales y a la defensa de las libertades democráticas en reconocimiento al papel que desempeñaron para la prosperidad social, humana y política de España al redactar la Constitución. Fue el acto principal de la jornada festiva que vivió San Fernando en la conmemoración del 195 aniversario de las Cortes Constituyentes que redactaron la Constitución de 1812, conocida popularmente como La Pepa.

En su alocución en el Teatro de las Cortes de San Fernando -donde los diputados doceañistas, ante el asedio de las tropas napoleónicas, se reunieron el 24 de septiembre de 1810 para redactar el texto del 12-, Pérez Llorca ensalzó el valor "supremo" de la Constitución, a la que deben estar "sujetas" las demás normas. Y en clara referencia al Estatuto de Cataluña dijo: "La Constitución sólo reconoce una nación: la española. Mientras no se cambie el texto no se puede decir lo contrario. Un pacto constitucional no se puede alterar solo por decisión unilateral de una pequeña fracción de los pactantes (...) La integración está asumida mayoritariamente sin imposición alguna. No debiera ser que los factores centrífugos precisamente ahora se lleguen a hacer más fuertes y se impongan". Concluyó con el deseo de que "las aguas vuelvan a su cauce". "Los españoles hemos aprendido a ser plurales: siendo España un conjunto de diferencias, pero un conjunto, somos mucho más parecidos que diferentes. A esa premisa no podemos renunciar", espetó.

Homenaje

Minutos antes, puso especial énfasis en el papel "decisivo" que jugaron San Fernando y Cádiz en la historia de España. "No es una exageración retórica afirmar que San Fernando es cuna de la libertad y de la nación española moderna", exclamó. De igual manera se pronunció De Bernardo. "La Isla de León fue la cuna del constitucionalismo español, y de ello queremos dejar constancia una vez más (...) ante la cercanía del bicentenario que San Fernando quiere celebrar por todo lo alto", dijo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 25 de septiembre de 2005