Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Las dos Alemanias

Si durante muchos años Alemania era un país dividido en la Alemania Federal y la Alemania Democrática, hoy es un país dividido ideológicamente: las elecciones celebradas el pasado domingo han dejado un panorama confuso e incierto para el país considerado el motor de Europa. La candidata favorita para alzarse con la victoria, Angela Merkel, no pudo disimular su decepción ante el 35,2% obtenido, mientras un exultante y demasiado crecido Schröder se autoproclamaba vencedor de los comicios con el 34,3% de los votos. Como en todos los procesos de este tipo, los candidatos ofrecen su visión de la voluntad popular y todos resultan, de alguna manera, vencedores, pero ninguno es vencido. La realidad es que tanto Merkel como Schröder han conseguido los peores resultados conocidos en años para sus respectivas formaciones, que la diferencia porcentual de votos que los separa es sólo de un 0,9%, y que ninguno puede formar gobierno sin pactar coaliciones con los demás partidos concurrentes al proceso electoral.

Una vez más, el pueblo deja claro que los políticos de hoy en día no convencen a la mayoría suficiente para gobernar, y una vez más los políticos ven pero no miran los resultados obtenidos. ¿Por qué una diferencia tan mínima, 0,9% de los votos, entre los dos grandes partidos? Lo único positivo de todo esto es que el gobierno resultante de estas votaciones estará formado por diversas ideologías, representando de este modo a una pluralidad social mayor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de septiembre de 2005