Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Microsoft aligera su estructura para competir con Google y Linux

El gigante informático trata de no quedarse atrás en innovación

La compañía informática Microsoft anunció la pasada madrugada una profunda reorganización de su estructura corporativa para concentrar su negocio en tres unidades independientes. Con este realineamiento, el gigante de Redmond busca dotarse de más agilidad y eficacia para poder competir frente a Google, Yahoo!, Linux y Oracle, que se están moviendo más rápido en el mercado y son más innovadoras.

Las siete unidades actuales de Microsoft quedarán así reducidas a una dedicada a las ventas, otra de productos y entretenimiento, y una tercera que se concentrará en plataformas y servicios. Cada una tendrá a su frente a un presidente, que reportará directamente ante el consejero delegado. Como explicó el propio Steve Ballmer, jefe ejecutivo de la compañía fundada y presidida por Bill Gates, se trata de "reducir burocracia, agilizar el proceso de toma de decisiones y facilitar su ejecución".

Kevin Johnson estará el frente de la división que se hará cargo de la producción del popular sistema operativo Windows y de programas informáticos. Está previsto que Microsoft lance a final de año su última versión del programa, conocido como Windows Vista. Johnson también gestionará el portal electrónico MSN y los programas para servidores. El creador de la consola de videojuegos Xbox, Robbie Bach, presidirá la unidad de entretenimiento, y Jeff Raikes se hará cargo de la división que gestiona las aplicaciones para empresas Office.

Es la respuesta de Microsoft a la creciente amenaza de rivales como Google y Yahoo!, y fabricantes de programas abiertos Linux, que aprovechan el potencial de negocio de Internet con más agilidad, y Oracle, que está mostrándose muy agresiva por hacerse con el liderazgo en el mercado de los programas para negocios.

Además, el gigante de Redmond acaba de fichar a Ray Ozzie, uno de los científicos más reconocidos en el mundo informático, para que supervise las tres divisiones. Por su parte, Eric Rudder, considerado como el sucesor de Gates, se hará cargo de la estrategia técnica.

Microsoft, sumida durante años en una compleja batalla legal frente a sus competidores y las autoridades reguladoras en EE UU y Europa, lleva cinco años sin actualizar su última versión de Windows, y muchos inversores lamentan que esté perdiendo capacidad de innovación. Consideran que la cantidad de efectivos que se está destinando a I+D debería crear mayor rendimiento del negocio y presentar productos más innovadores. Ballmer responde diciendo que Microsoft presentará "variaciones" del Windows y el Office, y se adentrará en "otras áreas de negocio emergentes".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de septiembre de 2005