_
_
_
_
_
EMPRESAS

CRM contra ERP

El software de gestión de las relaciones con los clientes (CRM) surgió cuando la reducción de márgenes obligó a las empresas a adoptar canales de venta masivos. Al igual que finanzas, recursos humanos, producción y ventas, suelen trabajar integrados en las soluciones de gestión empresarial (ERP), que gestionan el conjunto del negocio salvando las fronteras entre departamentos. En la actualidad, también llegan hasta los proveedores y clientes.

En la pasada década, bajo la creencia de que ser el mejor en todo es imposible, se produjo una eclosión de fabricantes especializados en uno o varios módulos. Ahora, en un mercado empresarial maduro, los nuevos contratos escasean y para crecer los desarrolladores de ERP deben ampliar su catálogo de productos o comprar empresas, como Oracle.

El resultado de esta concentración, la economía de escala disminuye los costes de I+D y los beneficios por empleado aumentan, mejorando la solidez financiera. Un dato clave para elegir una solución estratégica y con altos costes por su complejidad e integración como un sistema ERP. A cambio, la competencia disminuye y se reducen las posibilidades de elección de los clientes. La gran esperanza de los desarrolladores independientes es que el auge de estándares corrija la tendencia y les dé nuevas oportunidades.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_