Análisis:Zapping
Análisis
Exposición didáctica de ideas, conjeturas o hipótesis, a partir de unos hechos de actualidad comprobados —no necesariamente del día— que se reflejan en el propio texto. Excluye los juicios de valor y se aproxima más al género de opinión, pero se diferencia de él en que no juzga ni pronostica, sino que sólo formula hipótesis, ofrece explicaciones argumentadas y pone en relación datos dispersos

Borbonmanía

En Cada día (Antena 3), María Teresa Campos comenta el culebrón Pasión de gavilanes con sus colaboradores. Una de ellas es Terelu Campos. Disfrazada de gavilán hembra, hace aportaciones sobre los aparejamientos que aliñan esta historia. También participa Carlos Pumares, virtuoso de la indignación. En un momento del debate sobre un personaje que, tras años de castidad, redescubre el sexo, María Teresa Campos se refirió al acto sexual con una serie de onomatopeyas muy descriptivas. Tomen nota: pompompón-chiquitriqui-tracatrá.

Líquido

El éxito de Pasión de gavilanes tiene que ver con el neo-romanticismo y el palmito de los actores. Para entenderlo en una clave menos frívola que la que propone Cada día, lean el libro Amor líquido, del sociólogo Zygmunt Bauman. Es una reflexión sobre la fragilidad de los afectos que va camino de ser un pequeño best seller, quizá porque sitúa los sentimientos en un contexto actual, con seísmos emocionales o relaciones por, pongamos, Internet. Sobre la reacción del público británico ante el culebrón EastEnders, Bauman escribió algo que podría aplicarse al vuelo vespertino de los gavilanes: "Casi todas las relaciones que establecen los personajes de East Enders resultan para los espectadores tan frágiles como las otras que conocen, ya sea de primera mano por sus propias frustraciones o a través de los relatos de advertencia de las frustraciones de otros".

Entrevista

Andreu Buenafuente volvió con una nueva sección protagonizada por un rey más campechano que el que habló ante la ONU, interpretado por Toni Albà. La sección se llama Borbonmanía y es una parodia de Bricomanía en la que el monarca salió tarareando el Himno de Riego. Buenafuente perpetúa la tradición del género: convertir la entrevista en espectáculo promocional en el que el entrevistado es el telonero del entrevistador. En la charla que mantuvo con Amenábar, por ejemplo, Buenafuente introdujo las preguntas con banda sonora, pero, pese a su sonrisa, el cineasta dio tan poco juego como cuando se las hacen sin música.

Riñas y roña

Con Joaquín Sabina se impuso la cordialidad y se confirmó lo que a veces ha repetido Buenafuente: que él no hace exactamente entrevistas. Por si quedaban dudas, él y Sabina se tomaron un whisky, lo cual delimita mejor un género más cercano al a-ver-cuándo-nos-tomamos-una-copa que a la entrevista. Otro filón que deforma la entrevista es la riña entre colaboradores de programas que, en principio, estaban contratados para comentar la roña de los famosos. Jimmy Giménez Arnau y Enrique del Pozo andan a la greña y retroalimentan otros espacios que son simples instrumentos para que el fuego de la discordia siga calentando los audímetros. Lo dicho: pompompón-chiquitriqui-tracatrá.

Recibe el boletín de televisión

Todas las novedades de canales y plataformas, con entrevistas, noticias y análisis, además de las recomendaciones y críticas de nuestros periodistas
APÚNTATE

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS