Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:ES EL MOMENTO DE... | PROPUESTAS

Pólvora y pulperías

Una fiesta de moros y cristianos en Ourense animada por el sonido de las gaitas y regada con vino ribeiro. La cita será el 25 de septiembre en A Saínza, en el municipio de Rairiz de Veiga.

Son moros. Y son cristianos. Pero falan en galego y no dirimen sus festivas cuitas en tierras mediterráneas ni en los intrincados parajes de la andaluza Alpujarra. La popular Romaría da Saínza tiene lugar este año -desafortunadamente se trasladó a fin de semana en 2001- el 25 de septiembre en honor de la Virgen de la Merced: por la mañana se lleva a cabo el combate de mouros e cristiáns, presidido por la imagen sagrada y seguido de una suculenta comida en la que se prodigan las humeantes pulperías, la carne, las patatas y el excelente pan gallego, todo ello regado con ribeiro. Tras el descanso reparador, la tarde se extiende envuelta en sones de gaitas y pandeiros. Pero antes, ambos grupos han medido sus fuerzas, entre estallidos de pólvora, entrechocar de espadas y la intimidatoria presencia de algún que otro cañón, arrastrado por el campo Do Castelo, escenario de la batalla. En juego, además de los principios y el honor, está un pequeño castillo erigido en 1869 expresamente para la fiesta.

La pugna, como es habitual, cuenta con un inicial triunfo moro y una definitiva victoria cristiana. Además de las armas está la fuerza de la palabra en forma de duelo dialéctico entre los respectivos capitanes, entreverado de ingenuidad, retórica y autoconvencimiento: ninguno presta oídos a los argumentos del otro.

Es excepcional esta rememoración en tierras gallegas. Pero no hay que olvidar que, aunque la presencia aquí de los moros fue breve -en torno al año 750-, había por su parte un especial empeño en conquistar uno de los enclaves más emblemáticos de la cristiandad: Santiago de Compostela. Almanzor lo consiguió a finales del siglo X, tras recorrer un largo trayecto entre Córdoba y la ciudad del apóstol. Poco importa si por el camino atravesó o no esta comarca de Limia, donde se ubica el municipio de Rairiz de Veiga: son sus gentes las que, según los estudios del párroco Florencio Gándara, la celebran desde 1840. Su impulsor: un sacerdote local, Manuel Alonso Dorado, que quiso así agradecer a la Virgen de la Merced el haberle librado "de un gran peligro en África" mientras era canónigo en Canarias.

- Información: 988 46 55 52.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de septiembre de 2005